Entregan predios en El Castillo y EL Dorado.

La Unidad para las Víctimas expuso avances en la atención y reparación a los sobrevivientes del conflicto en estos territorios

En cumplimiento de la orden de un juez de restitución, el Grupo Fondo de la
entidad hizo la transferencia del dominio de ambos lotes restituidos que
miden 840 metros cuadrados.

Las familias Bedoya Arenas y Parra Sarria, propietarias de dos lotes en El Castillo,
asistieron al acto mediante el cual el alcalde de El Castillo, Eliecer Urrea, recibió
materialmente estos predios convertidos actualmente en el Parque Central del
municipio metense. Ambas familias beneficiarias fueron compensadas por
equivalencia económica, con nuevos inmuebles, de acuerdo a lo que informó la
Unidad de Restitución de Tierras (URT).

“Los Bedoya Arenas, dueños del predio de 545 metros cuadrados, fueron
desplazados en 1989 tras una incursión armada de las Farc y el homicidio de un
integrante de la familia. Luego, decidieron retornar pero el 14 de febrero del año
2000 el grupo ilegal atacó el casco urbano con cilindros bomba, afectando su
vivienda y ocasionando el desplazamiento”, aseguró Viviana Beltrán, directora de
la URT en Meta.

La familia Parra Sierra, propietaria del otro predio de 294 metros cuadrados,
también fue objeto de presiones de las Farc, por lo que fue declarada víctima de
abandono forzado de tierras. Con el paso del tiempo, cambió el uso del suelo y la
administración municipal construyó el Parque Central.

“Agradezco a la Unidad por acompañar a estas familias en el proceso de
restitución y también por contribuir a la legalidad de la tenencia de la tierra” dijo el
mandatario Eliecer Urrea Moreno, al recibir los documentos que acreditan el
traspaso de los predios al municipio de El Castillo.

La transferencia del dominio a la administración municipal de El Castillo, estuvo a
cargo de profesionales de la entidad, en un acto público que fue llevado a cabo en
el centro de la población.

También en El Dorado

De otra parte, la URT también informó que las autoridades ordenaron la
devolución de tres predios de 32, 9 y 29 hectáreas de extensión a una víctima de
desplazamiento y su núcleo familiar.

Los actuales beneficiarios debieron soportar el secuestro y posterior asesinato del
jefe de hogar, en hechos ocurridos en el año 1996. Años después, en 2002, los
paramilitares comandados por alias ‘Don Mario’ ingresaron a los predios de la
familia e instalaron sus campamentos. El jefe paramilitar contactó a la viuda y le
ofreció $70 millones por los tres predios pero, en realidad, solo les entregó ocho
millones de pesos y un vehículo que luego le quitó.

“Esta decisión nos llena de satisfacción, porque cumplimos con nuestra misión de
lograr que los reclamantes recuperen su tierra, la exploten económicamente y se
conviertan en empresarios del campo”, afirmó la directora de la Unidad en Meta.
En el año 2006 el grupo paramilitar se desmovilizó y el 16 de febrero de 2010,
alias ‘Don Mario’, tras acogerse a la Ley de Justicia y Paz, declaró e hizo mención
sobre los predios que despojó y la presunta transacción conocida como Casa
Roja.

Con la sentencia de restitución, además de la devolución del predio, los jueces
ordenaron la reparación integral a las víctimas y la inclusión de los beneficiarios
en la política pública del retorno, entre otros beneficios.

 

.