Especial en homenaje al liderazgo de la mujer, en PDM

Por primera vez, Periódico del Meta cambia su formato editorial para rendir un homenaje a las mujeres del departamento, que han asumido una posición de liderazgo en los últimos años de frente a una tranformación social.

 

Como nunca antes, las mujeres del Meta han llegado a cargos gerenciales en el sector público y privado parta incidir en el destino inmediato del departamento. En este especial se relatan  algunas de las historias que dan cuenta de esas pequeñas luchas que están transformando la región.

En papel color rosa y con piezas periodísticas donde todas las fuentes son mujeres o son las protagonistas de las historias, la edición impactó entre los lectores, quienes dimensionaron la importancia de resaltar la nueva posición que jugarán las mujeres en los próximos años en el departamento.

Nuestra editorial, el poder femenino

Presentamos una edición especial en homenaje a nuestras mujeres llaneras. Un periódico con el cual se pretende resaltar la importancia que  ellas tendrán en el nuevo escenario para el que se prepara Colombia y en el que definitivamente no deben tener una silla diferente a la principal, si queremos realmente transformar esta sociedad.

En las diferentes piezas periodísticas podemos ver las ganas que tienen de trabajar, de defender lo suyo, de luchar por alcanzar sus metas, pero también el sufrimiento y la resiliencia con el que se sobreponen a los problemas y se convierten en ejemplo de tenacidad para la sociedad. Por esta edición pasan mujeres ejecutivas, madres, deportistas, vaqueras, científicas, líderes, cantantes, empresarias, en fin, nos faltaron páginas para poder narrar los diferentes campos en los que se desenvuelven.    

Como nunca antes en la historia del Meta, las mujeres habían tenido una importancia tan trascendental como ahora, alcanzando posiciones en altos cargos decisivos y gerenciales, justo cuando tal vez lo que se necesita sea la cabeza fría, la planeación y el don natural de la ternura de ellas para dirigir los destinos del Meta. Al triunfo de una mujer en la Gobernación, se puede mencionar que casi todos los principales gremios económicos y empresariales las tienen en cargos gerenciales, igual que varios de los centros comerciales de la ciudad y ni hablar de las administraciones municipales, algunas de las cuales superan el 80 por ciento de participación femenina en los gabinetes.

Sin embargo todo esto quedará en un anecdotario sino empezamos a actuar en conjunto para erradicar problemas tan graves como la violencia sexual, las agresiones intrafamiliares y las inequidades en las oportunidades de educación, empleo y salarios. Celebramos que existan mujeres en el poder y dirigiendo grandes proyectos, pero  mientras mantengamos los índices de violencia, que dejan al  Meta como la segunda región del país más peligrosa para que ellas vivan, caeremos en ese mismo círculo que ya han tenido que transitar en el pasado.

Nos referimos a que las mujeres soportaron no solo el drama del conflicto sino que se quedaron a cargo de sus propias familias,  desplazadas y en la pobreza, llorando a esposos, hijos y hermanos.

Es fundamental que las mujeres estén en igualdad de condiciones participando con su voz en las instancias de escenarios posacuerdo, de tal manera que desde las organizaciones de base puedan contribuir en la toma de decisiones.

No podemos desaprovechar el poder transformador y creador que tienen las mujeres y que esperamos se vea reflejado en el departamento. Con sus ideas, no de otra manera se podría concebir la paz en Colombia desde los territorios.