Fefa, te aconseja los lugares

En el mundo de los youtuber y de los ‘influenciadores’ de redes sociales hay de todo. Cada día salen nuevos contenidos y personas que buscan ‘viralizar’ su contenido. Con nombres sonoros, diseños novedosos o presentando cualquier clase de locura, estos jóvenes (en su mayoría), quien destacarse.

En Villavicencio, algunos se destacan más que otros, por eso quienes están conectados todo el día a su celular y a redes sociales tal vez hayan escuchado a Estefanía Velázquez Maldonado, mejor conocida como Fefa Te Aconseja en el mundo virtual.

Es estudiante de Comunicación Social y hace 18 meses decidió tomar una cámara e iniciar este proyecto de youtuber en el que por medio de videos profesionales pero también caseros, intenta resaltar la cultura, el turismo, el emprendimiento, los establecimientos y el esfuerzo de cada persona que quiere desarrollar una idea.

“Fefa surge de la necesidad de mostrar establecimientos, lugares o programas diferentes. Algunas personas que Viven en Villavicencio dicen: aquí no hay nada qué hacer; eso es lo mismo de siempre; no hay nada por conocer. Y pensé: ¿será verdad?, ¿esto es cierto? Me animé a hacer vídeos mostrando a dónde se podía ir, viajar, qué comer, porqué comerme una hamburguesa ahí y no en otro lado. Fefa es más que mostrar un producto, es mostrar una experiencia”, asegura la joven.

Desde muy temprano Estefanía se está moviendo, pensando y organizando qué será de su día, porque ser bloguera ha pasado de ser una pasión a convertirse en un trabajo de casi tiempo completo. Por ello ha tratado de encontrar el equilibrio entre Fefa y su vida, aunque en ocasiones se sale de control por la cantidad de cosas que pasan al mismo tiempo, pero es consciente que es lo que quiere para su vida. Apenas sale de la universidad, comienza a trabajar: reuniones, programas, videos, en vivos, compromisos con distintas marcas, en eso se va toda la tarde hasta la noche que regresa a su casa y empieza de nuevo, pero esta vez con la universidad y su familia.

“Cuando no tengo clientes pendientes voy y busco nuevos, siempre me estoy moviendo, y si tengo un día libre lo uso para dormir, estar con mi familia, salir con amigos, voy a la odontología, cosas de una joven normal”, comenta Estefanía.

Ya la han empezado a invitar a dar conferencias como ‘influenciadora’ e incluso fue una de las invitadas a los 70 años de la cadena radial RCN en Villavicencio.

“Influenciar es inspirar, animar, generar cambios, pero esto se ha quedado en el concepto de que me sigan por shampoo, ropa, maquillaje, entre otras cosas. Nuestra función va más allá: que las personas se piensen y se midan, se den cuenta de qué son capaces; que podemos ser parte del cambio contribuyendo a la transformación por un mundo mejor desde lo que hacemos con esfuerzo, empeño y dedicación” afirma Fefa.

Incluso va un poco más allá al decir: “Creo que muchos influencers sí ofrecen contenido basura sólo por llenar sus bolsillos de plata, pero es ahí donde las personas deben hacer una selección de a quién seguir. Por ejemplo yo no sigo influencers que se graban, se sientan, hablan y no me aportan nada, por el contrario yo sigo a los que resaltan, motivan y ayudan, todo es cuestión de saber elegir las temáticas que nos interesan, en mi caso, admiro a ‘Luisito Comunica’ porque muestra culturas distintas desde cada rincón a donde viaja, y como yo amo viajar, sí me aporta, porque ya sé a dónde ir, como puedo viajar, cuánta plata debo llevar, etc.”.

Estefanía Velásquez admite que su canal ha representado un crecimiento integral porque, cree, se volvió más humana, más consiente de las cosas y las realidades que se viven en el día a día y eso le genera un compromiso por ayudar: “tengo mis metas y mis sueños mucho más claros, he madurado muchísimo y estoy tan enfocada en mi proyecto que no tengo tiempo que perder”, dijo.

Y es el compromiso por ayudar que actualmente Fefa te Aconseja en alianza con profesionales de distintas áreas han iniciado una serie de talleres de capacitación, a los cuales pueden asistir las personas sin ningún costo, el único requisito es tener ganas y disposición de aprender.

“Los talleres son una idea que surge del querer ayudar, y para esto no se necesita dinero, todo es cuestión de gestionar y hablar”, sostuvo.