Fiscalía asume investigación por atentado en vía al Llano

La Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalia Meta asumió la noche del miércoles  la investigación por el delito de terrorismo contra responsables, por los hechos ocurridos en el km 66+00, sector de Susumuco, vía Villavicencio-Bogotá.

De acuerdo con información recibida en el lugar de los hechos, desde una motocicleta  con dos personas habrían arrojado artefacto explosivo contra una patrulla militar del Plan Meteoro presente en la vía, causando heridas a cuatro integrantes del Ejército Nacional, que fueron conducidos al Hospital Departamental de Villavicencio.

Los heridos son los soldados Ramiro Márquez Pérez,  Jairo Nemocón González, Anilio Pino y el teniente John Marin Moreno. Los cuatro se recuperan satisfactoriamente, según reporte de los médicos.

Especialistas en explosivos se encuentran en el lugar de los hechos y serán los encargados de determinar la clase de artefacto utilizado en los hechos.

 
Sobre las ocho de la noche, las autoridades de la vía cerraron los peajes a la altura de Pipiral y Naranjal, mientras viajeros que se encontraban en la carretera reportaron que escucharon disparos que venían desde la montaña. 
 
Una hora después fueron reabiertos y con ellos el tráfico vehicular en ambos sentidos de la carretera. 
 
Por su parte, el alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa, mediante un comunicado, rechazó esta acción delictiva y exigió a las autoridades capturar a los responsables para que «les caiga todo el peso de la ley».  Al tiempo convocó un consejo de seguridad extraordinario para la mañana del miércoles.
 
«No claudicaremos ahora cuando transitamos un camino que se supone y queremos ser cierto hacia la paz a pesar de hechos como este que nos llenan de dolor  y solidaridad con las personas de los soldados  y del teniente heridos por los que pedimos una pronta y efectiva recuperación», indicó el alcalde Barbosa. 
 

La vía al Llano fue tristemente célebre al final de los años noventa por las «pescas milagrosas» de las Farc, en la que secuestraban un número indeterminado de viajeros con fines extorsivos. Los combates para recuperar la seguridad de la vía fueron constantes a comienzos de la década pasada.

En diciembre del 2015 una tanqueta del Ejército que estaba en esta misma vía estalló en extrañas circunstancias, aunque en ese momento se dijo que una mala manipulación de explosivos fue la causante del suceso.