FND y gobernadores rechazan ley de presupuesto de regalías

Este miércoles la Federación Nacional de Departamentos, en cabeza de su director, Carlos Camargo,  en compañía de los gobernadores de los departamentos de Atlántico, Boyacá, La Guajira y Meta, dialogaron con el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, a quien le manifestaron su total rechazo a la ley del presupuesto de regalías que aprobó el Congreso de la República, y que está a la espera de ser sancionada por el presidente Iván Duque.

Acompañados de sus equipos técnicos de trabajo, cada uno de los mandatarios expresaron su preocupación por lo que representa esta medida, que significará la pérdida de autonomía económica de los departamentos y la centralización de los recursos provenientes de las regalías en el país.

“Si bien el ministro Carrasquilla reconoce que el Meta es el departamento más golpeado en sus finanzas con esta nueva disposición, no se nos brinda una solución para afrontar lo que se avecina, dijo la Gobernadora del Meta.

En su intervención, la mandataria metense le reiteró al Ministro Carrasquilla que ya es hora de que el país le aclare a los departamentos cuál es el papel que deben cumplir como administración, porque cada vez les imponen más obligaciones, pero con menos ingresos para ejecutar. “Nos están llevando a un camino de inviabilidad con el debilitamiento de nuestras gestiones”, explicó Amaya García.

En días previos,  la mandataria llanera señaló que la ley de presupuesto para el bienio 2019 – 2020 es inconveniente, ilegal e inconstitucional, ya que rompe la autonomía regional y el debido proceso, además de hacerlo con la equidad de la ley 1530, que tiene como principio permitir que todos los entes territoriales tengan la posibilidad de obtener recursos.

“Los dineros de las regalías serían centralizados, porque así quedó en varios de los artículos que fueron aprobados, como por ejemplo lo relacionado con la cuenta maestra que se manejaba desde los departamentos, y de los cuales los rendimientos servían para apalancar otros proyectos, y ahora serían manejados desde el Ministerio de Hacienda”, afirmó Amaya García.

Por último, reiteró  que no tendrían rendimientos bancarios, como los que se dieron durante los bienios del 2016 y 2017, que ascendieron a los 87.000 millones de pesos. Dineros que fueron destinados para obras, en el caso del Meta, como el nuevo puente La Amistad, y la vía que comunica a Barranca de Upía con Cabuyaro, y que no sólo fortalecen la banca regional, sino que también dinamizan las economías locales.

¿Qué pasa con las regalías del Meta ?

María Consuelo Rodríguez, secretaria de Hacienda del departamento, explicó que aunque el presupuesto de regalías del bienio 2019 – 2020 aprobado por el Congreso de la República para el Meta es de 1.3 billones de pesos, solo una parte es ejecutable por parte de la administración departamental y los municipios.

La funcionaria aclaró que el departamento tiene asignaciones directas por 500 mil millones de pesos, que terminan convirtiéndose en 400.000 millones porque el 20 por ciento de esos recursos se congelan como una medida de prevención hasta que se determine cómo avanza el comportamiento del recaudo por barril de petróleo y la producción.

Eso significa que para el año 2019 quedarían 200.000 mil millones, los otros 200.000 millones serían para  el 2020.

De acuerdo con Rodríguez, las asignaciones directas para los municipios del Meta fueron de 150.000 millones de pesos (bienio), pero con el congelamiento del 10 por ciento, es decir de 15.000 millones, quedan disponibles para ejecutar 135.000 millones para los dos años.

Dentro del presupuesto general para el departamento de 1.3 billones de pesos, están incluidos los recursos para el Fondo de Ahorro y Estabilización Petrolera (FAEP), por 197.000 millones de pesos, y 132.000 millones de excedentes del bienio 2017 – 2018; al igual que los 38.000 millones de pesos para el Fondo Nacional de Ahorro Pensional (Fonpet), que el Ministerio de Hacienda envía directamente a los fondos, y de los cuales 28.000 millones son del departamento, y 10.000 millones de los municipios.

Así las cosas, quedarían 665.000 millones de pesos para la Gobernación del Meta, y 197.000 millones para los municipios. La mitad para el 2019, y la otra para el 2020. De los 200.000 millones que corresponden por asignaciones directas para el 2019, más de 80 mil millones son para transporte escolar y PAE. Es decir, que quedan 120 mil millones, más algunos recursos de vigencias futuras, precisó María Consuelo Rodríguez.

Con esos recursos, más algunos que hay en los Fondos de Compensación y de Desarrollo Regional (128.000 millones de pesos para el bienio), es que la Gobernación del Meta tiene cerca de 30 proyectos para presentar ante el OCAD, puntualizó la funcionaria.