Ganaderos de Cumaral inconformes por traslado de complejo ganadero

Unidades del Esmad, durante la demolición de las instalaciones del kiosco donde funcionaban las instalaciones de los ganaderos de Cumaral

Un kiosco tiene enfrentados a la Alcaldía Municipal y a la Asociación de Ganaderos de Cumaral. La razón, es que mientras la administración quiere construir una Plaza Cívica en pleno centro del municipio, los ganaderos aducen que, los están desalojando de lo que por años ha sido su punto de encuentro para negocios y subastas de ganado.

Luis Carlos Moreno, presidente de la Asociación de Ganaderos de Cumaral, señala, que el alcalde Miguel Antonio Caro, les ha incumplido en los compromisos firmados de trasladarlos a un nuevo complejo ganadero, el cual no ha iniciado a construirse y los reubicaría en una caseta aledaña mientras se adelanta paralelo a la construcción.

“Nos sacaron a la fuerza con el Esmad, para demoler el kiosco que es nuestra oficina. Pasando por encima de los acuerdos a los que había llegado con la Asociación. Eso nos tienen muy molestos, el alcalde quiere hacer lo que le parece”, agregó Moreno.

Por su parte, el secretario de Gobierno de Cumaral, Jaime Rodríguez, afirmó que siempre han buscado el diálogo, incluso han socializado el proyecto siete veces con los ganaderos. Sin embargo, la obra con un costo de $ 1.726 millones lleva estancada más de seis meses.

“Se ha dicho que la administración municipal los ha desalojado, es falso. Los reubicamos en una caseta provisional mientras se construye el nuevo complejo ganadero, en un lote de tres hectáreas concertado con la Asociación y adquirido por la Alcaldía. Pero no podemos frenar una obra de interés de toda la comunidad, como la Plaza Cívica, solo por el capricho de unos pocos. Todo lo hemos hecho bajo el marco de la ley”, precisó, Rodríguez.

El funcionario indicó, que por norma deben sacar del centro del casco urbano lo que ahora se conoce como la báscula ganadera, para evitar el tránsito de camiones de carga, y olores que afectan la salubridad del entorno.

Los ganaderos sostienen que no se oponen a la obra y al traslado al nuevo complejo, piden que sean reubicados en un lugar con todas las condiciones para adelantar sus transacciones comerciales, mientras les entregan las nuevas instalaciones.