Gremios del Meta rechazan alza en los peajes de la vía al Llano

La Veeduría Ciudadana de la vía al Llano, los gremios del Meta, las empresas transportadoras y los usuarios de la vía Bogotá- Villavicencio, mostraron su inconformismo ante el incremento del 11 por ciento  en las tarifas de los tres pajes de la vía al Llano, que  se dio a partir del pasado sábado 15 de febrero.

Aunque el aumento debió realizarse en noviembre del 2019, no se hizo efectivo ante la situación de la vía al Llano, la cual estuvo cerrada por casi tres meses y causó    afectaciones económicas en la región.

Con la modificación, un vehículo  pasó de pagar 37.000 a 42. 900, por el paso en los tres peajes. Antes pagaba en Boquerón ($ 10.200), Naranjal ($10.200) y Pipiral ($ 16.600) y ahora paga Boquerón ($13.200), Naranjal ($11.200) y Pipiral (18.500).

Ante dicho aumento, la Veeduría Ciudadana Vial del Meta,  señaló que  el alza de 11% en los peajes de la vía al Llano no es consecuente con la situación económica del departamento del Meta, por lo que indicaron que le pedirán al Gobierno Nacional que cualquier incremento se haga bajo compromisos de terminación de obras, y garantía de movilidad segura para los viajeros.

Giovanni Angulo Gómez, presidente de la Veeduría Vial del Meta, explicó que en 2018 tendría que haberse aumentado 2%, pero no se hizo por la caída del puente Chirajara. Para el  2019 tendría que haberse sumado 3%,  pero el alza se suspendió nuevamente debido a los constantes derrumbes en el kilómetro 58.

A los anteriores valores se sumó un 3% para este 2020, más el incremento correspondiente al Índice de Precios al Consumidor (IPC). El total es 11% de aumento en los tres peajes ubicados en 86 kilómetros de la carretera a la capital del país.

Sin embargo, Angulo Gómez reiteró su desacuerdo con el alza, porque no fue consultada a las comunidades. Además, señaló que la situación económica de los metenses no es la más óptima, así hayan dado paso permanente por la vía hace 2 meses.

Para el presidente de la veeduría al Llano, los incrementos en los peajes deberían darse teniendo en cuenta el estado de las obras, porque el usuario no siente que valga la pena pagarlos, cuando hay varios puentes y túneles sin usar.

“Las obras no están terminadas, por ejemplo en el tramo 2, eso es detrimento patrimonial, y el usuario no las ha podido usar. Debemos buscar las soluciones atadas al compromiso de celeridad en obras, y como lo prometieron, el usuario pueda viajar en 90 minutos”.

Para concluir, el presidente de Veeduría Vial del Meta, hizo un llamado a los congresistas para trabajar en bloque.

Por su lado, la Alianza Turística y Cultural del Meta y los Llanos Orientales,  colectivo que representa más de 20 asociaciones de la Industria Turística y Cultural de la región, se mostró preocupada con el alza del 11 % en los peajes de la vía, y rechazó el aumento, aduciendo que  es un atropello, pues en menos de un mes llegará la temporada invernal, la cual podría ocasionar cierres intermitentes o definitivos en la carretera Bogotá- Villavicencio como ya ha ocurrido, ahondando la crisis económica que golpea al departamento desde hace meses.

El colectivo empresarial sostuvo, además, que teniendo en cuenta que el turismo es eje dinamizador de la economía metense  y mueve todos los demás sectores, es importante no incrementar el precio de los peajes hasta que las obras siniestradas del tramo 2 , así como el puente Chirajara, sean reconstruidas, pues esto genera seguridad a los visitantes que se movilizan a través del corredor vial.

“Esperamos que se derogué la decisión o acto administrativo que autorizó el aumento de las tarifas de peajes desde el pasado 15 de febrero de 2020. Y a futuro y una vez se haya garantizado la movilidad segura y continua se considere la gradualidad en el alza futura de las tarifas de peaje, y que estas respondan a estos elementos e indicadores de servicio al usuario y no solamente del concesionario”, pidió la Alianza Turística y Cultural del Meta y los Llanos Orientales.

Por su lado, el presidente de la cámara de Comercio de Villavicencio, Carlos Mauricio Vega, rechazó  el alza y solicitó al Gobierno Nacional reconsiderar la medida.

“El incremento del 11% en los peajes de la vía, asesta un golpe significativo a nuestros esfuerzos por mejorar la competitividad frente a otros sectores productivos del país. Uno de los retos más apremiantes de la economía local, es mejorar los indicadores de competitividad”, advirtió el directivo de la CCV.

A su vez, indicó que la medida es inoportuna y excesiva por las pérdidas económicas que tuvo la región  tras el cierre de la vía al Llano durante el 2019, las cuales nunca se van a recuperar.

También, porque las plazas de trabajo que se perdieron durante los meses de cierre de la carretera no se han recuperado totalmente, “esto es una muestra que la economía aún no se ha estabilizado”, precisó el directivo de la CCV. .

Añadió, además, que el alza en los peajes disminuirá los turistas y generará dudas frente al comportamiento durante la Semana Santa.

A esto hay que sumarle que el alza en los peajes se traducirá en un aumento en el precio de los productos tanto en Bogotá como en Villavicencio. La carne, las frutas y todos los productos llaneros que se comercializan en la capital del país, subirán de precio.

Ahora bien, los productos que llegan de diversas partes del país al Meta y otros departamentos de la región, tendrán las mismas consecuencias en su respectivo valor en el mercado.