“Hace cuatro años no hay un crimen en Mapiripán”

La afirmación fue del alcalde, Alexander Mejía Buitrago, quien dijo que después de una época de violencia muy difícil, se ha logrado conseguir esta estadística de cero muertos, lo cual demuestra que el pueblo vive una realidad diferente a la de finales de los noventa.

El mandatario local habló en su saludo a la comitiva, encabezada por la gobernadora, Marcela Amaya, y el Ministro del Posconflicto, Rafael Pardo, y propuso además que ante esta buena noticia en adelante se cambie el nombre por “Mapiripaz”.

“Hoy se vive un ambiente de tranquilidad,  que debe ser reforzado con vías y el puente sobre Caño Ovejas, que son esenciales para el desarrollo y la productividad de Mapiripán”, explicó Mejía Buitrago.

Tristemente conocida por la masacre que ocurrió  en 1997, donde hubo un indeterminado número de asesinatos durante cinco días de incursión paramilitar, este municipio ahora tiene una enorme expectativa para la agroindustria, toda vez que se posiciona como una de las tierras prósperas para el cultivo de caucho.

“Antes se decía que solo los ‘paras’ o la guerrilla eran los que ponían orden y evitaban crímenes en el pueblo, pero los que uno no veía aquí, ocurrían en el campo. Hoy es todo tranquilidad y es gracias a la autoridad y a la Fuerza Pública”, explicó Jairo Chamucero, uno de los campesinos del municipio.

“Creemos que hoy el futuro nos sonríe y por eso nuestra propuesta, para que el país nos recuerde por ser paz. Ahora lo que viene es  que la restitución y titulación de predios sean los pilares y solicitudes de primer orden, por parte de los habitantes de las zonas rurales de este municipio y cuplirles”, expresó el alcalde al ministro Pardo y a la gobernadora Amaya.

Comité de Justicia Transicional

El encuentro realizado en Mapiripán sirvió también para la reunión del Comité de Justicia Transicional, que es la máxima instancia de deliberación y decisión en torno la promoción y reconocimiento de derechos de las víctimas en el Meta.

Mapiripán ha sido priorizado para la promoción y reconocimiento de los afectados por el conflicto y por primera vez contó con la presencia del ministro Pardo.

Se vinculó gran parte del gabinete departamental, autoridades como el ejército, la Policía, procuraduría, ACNUR, representantes de las víctimas, la Unidad Nacional de Atención a Víctimas, la Defensoría del Pueblo, el consejo Noruego, la Unidad de Restitución de Tierras, concejales, el Incoder, autoridades locales, entre otros.

El Ministro Rafael Pardo, priorizó el tema de titulación de predios, la reparación colectiva para lo cual ahora hay unidad de criterios entre las víctimas de Mapiripán.