“Hay casetas que no cumplen con el objeto social”

Las casetas entregadas a vendedores informales en el 2013 no han cumplido su función, por el mal uso que han dado muchos de quienes resultaron beneficiarios.

 

A juzgar por los acontecimientos de los últimos años, el espacio público en Villavicencio se ha  convertido más en un problema que en un derecho común de los habitantes de la ciudad. Así, es típico encontrar vendedores informales en calles y andenes de distintas zonas de la ciudad. Pese a que ese comercio informal puede llegar a perjudicar al comercio formal, como lo ha denunciado la misma Asociación de Comerciantes de Villavicencio, las estrategias que se han implementado en los últimos años, como las casetas que fueron entregadas en el 2013, no parecen haber funcionado correctamente.  Periódico del Meta (PDM) dialogó con el secretario de Control Físico, Feyer Hernando Vargas (F.V.), con el fin de indagar cuáles son las propuestas de la Alcaldía para recuperar el espacio público, y cómo será regulado en época de fin de año.

También se habló de  temas como el auge de las urbanizaciones ilegales, la falta de regulación de las vallas publicitarias y la venta de comida callejera.

PDM: ¿Cuántas personas están autorizadas para usar el espacio público?

F.V.: En  Villavicencio tenemos 259 casetas que están autorizadas para el aprovechamiento económico en la ciudad. Tenemos autorizados 76 vendedores ambulantes distribuidos en diferentes calles de la ciudad.

PDM: ¿Cuánto han recaudado por estas autorizaciones este año?

F.V.: 93 millones 221 mil 532 pesos.

PDM: ¿Y el resto de vendedores callejeros?

F.V: Los demás no están autorizados sino que juegan al gato y al ratón buscando alternativas. Con los socializadores tenemos que hacerles los procedimientos. Primero se les dice una, dos, tres veces. Cuando no, entonces se levantan los carros y se llevan a las bodegas de la Secretaría de Control Físico, donde, si tienen alimentos perecederos, se les entregan inmediatamente, y si son equipos y elementos, ellos hacen una solicitud mediante un acta, y se les entregan los elementos pagando una multa en la tesorería del municipio.

PDM: ¿A cuánto equivalen esas multas?

F.V.: Depende de los elementos. Hay unas tablas y unas tarifas. Oscilan entre 50.000, 100.000 y 200.000 pesos. Depende.

PDM: ¿Pero esa medida no permite que los vendedores informales vuelvan a vender en las calles?

F.V.:A veces ocurre. Es probable que ellos paguen y reincidan. Pero en la medida en que sea reincidente, un vehículo o cualquier carro se puede entregar a los dos o tres días. Si reincide, son diez días. Se les va dosificando de acuerdo a una tabla que está establecida.

PDM: ¿Qué pasa con las zonas comerciales más alejadas, como Porfía?

F.V.: En esos sectores de la ciudad, casi que hay un autocontrol entre ellos mismos. A veces interrumpen el espacio público pero hay una cosa y es que hay una auto-organización entre ellos mismos, de dejar las áreas de espacio público limpias y ellos se van ubicando ahí. Esa autorregulación es positiva en algunas de esas zonas. Hay otros sectores donde es demasiado…Obviamente solamente tenemos 50 socializadores, pero hemos escogido unas líneas especiales que es desde el parque los Fundadores, por toda la alameda de la 40, y Cielos Abiertos. Hacemos operativos nocturnos y semanales en algunos barrios de la ciudad.

PDM: ¿Qué ha pasado con el sector de San Isidro?

F.V.: Con San Isidro tenemos una acción popular donde nosotros tenemos que recuperar el espacio público. Hace unos meses se hicieron unos operativos. Pero incluso ellos mismos conocen, porque se filtra la información de los operativos, y se van ocho días,  y se cumple con el desalojo pero infortunadamente vuelve el mismo sistema. La Alcaldía de Villavicencio, a través de la Secretaría de Control Físico, tiene una plaza de mercado, un arriendo que pagamos ahí, donde podemos ubicar 90 o 100 personas. Pero infortunadamente el vendedor ambulante que es de calle, así se le ofrezca un local con toda la formalidad, no le gusta.

PDM:¿Y qué hay de las casetas que se entregaron en el 2013?

F.V.: Usted encuentra hay más o menos 100 casetas que no cumplen con el objeto social, porque a las personas que se les entregó las abandonaron, no dieron el lucro económico, incluso algunas las han trasladado para la zona céntrica, a las dos o tres de la mañana, en complicidad con otros comerciantes. Hoy estamos haciendo operativos de las personas que no cumplen esa función. En diciembre terminan todos los contratos de las casetas. Se va a revisar que las personas estén cumpliendo con la formalidad, con sus requisitos, que estén pagando el aprovechamiento económico, porque cada caseta paga 32.000 pesos. Entonces hoy encontramos que muchos de ellos deben varios meses, las usan y no hay correspondencia frente al pago. Otras las tienen cerradas como depósitos y siguen con sus carretas en la calle. Otras están arrendadas de alguien que las tiene, pero no les interesa y las arrienda en 300 o 400 (mil pesos).  Si esas casetas que están dadas y entregadas a esas personas en ese comodato temporal, o como se llame ese contrato, no cumplen con los requisitos, pues tenemos que recibirlas, ajustarlas y entregarlas a otras personas, que realmente tengan la necesidad y cumplan con esas funciones.

PDM: Cambiemos de tema. ¿Qué papel juegan ustedes frente a las construcciones ilegales?

F.V.: Lo que hacemos es verificar que todas las construcciones que se hagan en la ciudad de obras civiles, de obras de casas o edificios, urbanizaciones, cumplan con la normatividad, y es que tengan licencia de construcción expedida por la curaduría. En esta Administración hemos sellado 250 construcciones aproximadamente por no tener licencia de construcción.

PDM: ¿Hay casos donde siguen construyendo pese a estar sellado?

F.V.: Si las personas siguen construyendo, una vez se haya impuesto el sellamiento de la obra, se entra en un desacato del dueño de la obra y nosotros estamos autorizados, mediante un proceso administrativo sancionatorio, para individualizar a los trabajadores que sigan construyendo la obra, se llevan a la URI, y en la URI los individualizan uno o dos días. Semanalmente tenemos diez desacatos. Estamos diciéndole a la comunidad de Villavicencio que no construya sin licencia. Estamos diciéndole a la gente que no se deje extorsionar, que pagándole al inspector o a la persona que vaya a decirle “tranquilo, yo le ayudo”, no soluciona su caso.

PDM: En el caso de Bosques de Manuel Alejandro hay un grupo de más de 300 personas que dicen haber sido comprado en buena fe…

F.V.: Son procesos judiciales que se llevan, tanto en la Fiscalía 77, que es un proceso penal por estafa, por daño al medio ambiente, y otros procesos que se llevan en juzgados civiles donde estos señores tienen una pelea con unos dueños originales y después con otros que se apropiaron del terreno y hoy podemos decir que el 100% de estas personas fueron estafadas. Cada lote está vendido dos, tres, cuatro y cinco veces.

PDM: Pasemos al tema de las vallas. ¿Cuántas hay en la ciudad?

F.V.: En total son 187 vallas, según el diagnóstico. De esas 187 tenemos 88 legales. Hay 34 del Estado, 22 pendientes de uso del suelo y hay 43 pendientes de resolución.

PDM: ¿Cuánto ha recibido este año el municipio por concepto de publicidad exterior?

F.V.: 126 millones 859 mil 595 pesos.   Si todas las vallas nos pagaran a nosotros, estaríamos recibiendo casi 700 u 800 millones de pesos.

PDM: Este año, nosotros encontramos que Marketing Vallas tenía algunas vallas ilegales…

F.V.: Es una empresa a la que el año pasado, en el mes de diciembre, le autorizaron 32 vallas la administración anterior.

PDM: ¿Cuántas vallas tiene Marketing Vallas?

F.V.: Tiene 54 vallas. Todas están legales, excepto tres.

PDM: ¿Cómo van a controlar el problema de las vallas ilegales?

F.V.: Ese estudio y análisis es el que estamos haciendo nosotros. Va a haber que desmontar muchas vallas. Y como eso (el permiso) es por un año, ya hemos negado la autorización y renovación de muchos permisos. Llevamos como cuatro o seis.

PDM: Finalmente, ¿qué estrategia están implementando en esta temporada navideña?

F.V.: Le estamos solicitando a la gente que no compre en la calle. Todas estas comidas con refritos y aceites de mala calidad, son malos para la salud. Lo mismo le estamos diciendo a la comunidad que trate de comprar sus licores en centros reconocidos, porque están vendiendo licores adulterados. Lo barato siempre sale caro. Las comidas y ventas ambulantes no están permitidos y no generan recursos e impuestos a la ciudad.

PDM: Esa cantidad de empanadas que se venden por la calle…

F.V.: Eso es ilegal. Vaya mire cómo las cocinan. Nosotros levantamos eso, lo echamos al carro y lo llevamos para la bodega.