lunes, 27 de mayo de 2024
Particulares Pico y placa Lunes 9 y 0

Humedales, a la espera de protección


Humedales, a la espera de protección 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

En el humedal La Madrid, al que se llega luego de pasar por el barrio Porfía, el espejo de agua es diáfano y su nivel se mantiene en  temporadas intensas de verano.

“Estamos a 38 grados y mire la frescura del lugar. Si hubieran continuado con la construcción de esa calle lo hubieran acabado”, dice Oscar Soto, reconocido líder cívico de este sector del sur de Villavicencio y defensor del ecosistema, mientras señala una vía que termina abruptamente en los linderos del humedal.

“Vienen osos palmeros y manadas de micos que bajan por Chucua Negra; también hay tortugas y cachirres. Lamentablemente la comunidad mató a una hembra y a su cría. Por desconocimiento, se los llevaron y se los comieron”, manifiesta el dirigente comunal sin mostrar resentimiento, pese a las amenazas que dice haber recibido por parte de urbanizadores y personas que intentan intervenir el humedal.

Y es que de acuerdo con los resultados arrojados por el estudio interinstitucional adelantado por la Secretaría de Planeación Municipal y Cormacarena, que hizo la localización de los 50 humedales identificados en el Plan de Ordenamiento Territorial nOrTe, se encontró que la mayoría de ellos conservaban las características de humedal a pesar de estar intervenidos; 14, hacen parte de los siete humedales identificados en la actualidad: Kirpas Pinilla La Cuerera, El Charco, Calatrava, Zuría, Coroncoro, Catatumbo y Caracolí. Seis no eran humedales pues hacían parte de la ronda de los caños Arroz, Zorral y Corcovado; 10 resultaron ser pastizales, estar urbanizados o ser lotes con mal drenaje; y a los restantes, se les hizo una georreferenciación preliminar, que permitió comprobar que pertenecían a otros ya identificados.

Para el biólogo John Nieto Henao, el peligro más inminente para la sobrevivencia de los humedales es la acción de los particulares que los drenan, los talan o los rellenan para beneficio propio. Según el funcionario, el mayor  problema es que gran parte de ellos se encuentran en predios privados; sin embargo, como la autoridad ambiental restringe la propiedad de uso, emitió entre 2012 y 2013, 67 conceptos técnicos tendientes a la recuperación de estos ecosistemas.

Las principales infracciones a la normatividad ambiental se dan con las construcciones en las rondas de los caños y en las rondas de los humedales; captaciones ilegales de agua, ganadería, agricultura, talas y quemas. Las sanciones, pueden consistir en la demolición o reforestación de la zona afectada; de tipo económico, o conjunto, dependiendo del proceso sancionatorio.

Sin embargo la ingeniera ambiental Lina Rodríguez Beltrán, manifiesta que así como muchos de los humedales están deteriorados por la acción del hombre, en otros se nota el trabajo que hace por su preservación la comunidad y algunos colegios comprometidos con su salvaguarda.

Por ahora ecologistas como Nelson Vivas seguirán extrañando los días cuando se podía bañar en un humedal donde hoy es el barrio Olímipico.  


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales