Alerta por caso mortal de fiebre amarilla

Las autoridades sanitarias del municipio de Villavicencio ‘prendieron’ las alarmas tras confirmarse por parte del Instituto Nacional de Salud (INS) la reciente muerte de una persona por fiebre amarilla en la capital metense.

Así lo ratificó el secretario de Salud municipal, Edilberto Morales Vásquez, quien confirmó que el fallecido era un soldado que contrajo la enfermedad en la vereda El Rubí, en el municipio de La Macarena (Meta), desde donde fue trasladado al Hospital Militar de Apiay, en Villavicencio.

Tras el fallecimiento del militar y luego de ser enviadas las pruebas para su análisis, el Instituto Nacional de Salud (INS) confirmó esta semana que la causa fue efectivamente la fiebre amarilla.

Morales Vásquez solicitó a los viajeros que salen de Villavicencio o que llegan de otras regiones, especialmente de otros municipios del Meta, portar el carné de vacunas, donde debe estar reflejada la aplicación de la inmunización para prevenir esa enfermedad.

Añadió que de no portar este documento, los visitantes deberán diligenciar un formato suministrado por el INS, en el cual haga constar bajo su responsabilidad, que efectivamente ya recibió la vacuna, cuya dosis es ahora de única aplicación de acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Salud.

Según Morales Vásquez, el tema es de tal gravedad, si se tiene en cuenta la alta tasa de mortalidad (87,5%) cuando se contrae fiebre amarilla; pues precisó que los registros dan cuenta que en los últimos cinco años se han presentado ocho casos en el departamento del Meta, de los cuales han muerto siete personas.

 Plan de contingencia

Tras  conocerse el caso de la víctima mortal por  fiebre amarilla, la Alcaldía activó un plan de contingencia para evitar la aparición de más casos en Villavicencio.

La referente del Programa de Vacunación de la Secretaría local de Salud, Martha Hinestroza, explicó que los ciudadanos que viajen a zonas de riesgo (endémicas) de contraer la enfermedad, deberán aplicarse la vacuna contra la misma, con entre 12 y 15 días de anticipación para que surta efecto.

De igual forma, la dependencia empleará una encuesta a los villavicenses que se dirijan a dichas zonas y que no porten el carné de vacunas, con el fin de determinar si debe recibir o no la inmunización contra la fiebre amarilla.

Por consiguiente, la Secretaría de Salud, como autoridad en materia de salud en el municipio, coordinará con la red de EPS e IPS para instalar en los aeropuertos y la Terminal de Transporte de la capital del Meta puntos de vacunación, y que en dichas terminales se exija el respectivo certificado o carné.

Entre tanto, la funcionaria precisó que todos los municipios del departamento del Meta están clasificados como zonas de riesgo, debido a las condiciones climáticas y en consecuencia a la presencia del mosquito denominado Aedes Aegypty.

Cabe aclarar, que el mosquito transmisor de la fiebre amarilla en zonas selváticas es el denominado Haemagogus, mientras que en áreas urbanas es el Aedes Aegypty, el mismo que transmite el zika, el chikunguña y el dengue.