Inconformismo por Parque de la Memoria Histórica de El Castillo

Varias observaciones hicieron los críticos del Parque de la Memoria de El Castillo.

Por: Katherine Cruz 

Después de 6 años del inicio de obra del Parque de la Memoria Histórica en el municipio de El Castillo, el pasado 14 de octubre se hizo el acto de inauguración con el contralor General de la Nación, Felipe Córdoba, el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga; el alcalde, Wilmar Roa Malagón y de la comunidad en general.

Le interesa leer: Fiscalía ocupa apartamento de Benedetti en Villavicencio

El contrato 023 del 2015, adjudicado al contratista Unión Temporal Moriah (Camilo Andrés Orozco Seua, representante legal) tuvo una inversión de 9.848 millones de pesos, con inicio 5 de marzo del 2015 y doce meses de plazo de ejecución, por lo se estimó para el 6 de marzo del 2016, pero solo seis años después fue entregado.

Aunque las autoridades estaban complacidas con la inauguración del parque y del museo, víctimas del conflicto que asistieron a este evento no estaban satisfechas e indicaron que no era lo que habían acordado desde un principio con el contratista.

“Se hicieron muchos talleres acá en El Castillo, en Villavicencio y en Bogotá porque hay víctimas del municipio que viven en otros lados. Todos los talleres se realizaban con un mismo fin y era buscar que las víctimas se vieran reflejadas en el parque, pero después de tantas reuniones y del aporte de la gente, verdaderamente las víctimas no se ven identificadas”, expresó Librado Güiza Santamaría, una de las víctimas del conflicto en esa población.

Puede leer: Esto podría pasar con las estructuras del Clan del Golfo en los Llanos

Asahel Herrera Vivas, líder juvenil del municipio, indicó que “una de las irregularidades más evidentes de este parque son las gradas porque no es apta para sentarse, ellos hablan de unos adoquines ecológicos que dicen que no son para sentarse sino para poner sillas; el espejo de agua es otro diseño en el cual ellos decían inicialmente que sería un circuito, un recorrido y lo que nos entregan es como una piscina que está ahí quieta y tendrán que invertir más presupuesto porque  tienen que hacerle limpieza cada cuatro o cinco días echarle cloro y eso es un desgaste de dinero”.

En el marco de la inauguración del parque, el Comité de Memoria y Veeduría de Procesos de Reparación Integral de El Castillo, entregó una carta al Contralor General de la Nación y al Gobernador del Meta expresando su inconformismo con la entrega donde indicaban que “lo que vemos en el parque está lejos de ser la interpretación de los anhelos y aspiraciones de las victimas del municipio para ser reparadas simbólicamente como lo contempla la ley 1448, no reconocemos en la obra que pretenden entregar, los contenidos arquitectónicos que definimos con la Agencia de Infraestructura del Meta, cuando era gerente de esta el Arquitecto Juan José Casasfranco y que constan en acta que debe reposar en esta entidad. La obra que ahora quieren entregar tampoco coincide con los renders que nos presentaron y la verdad sea dicha nos sentimos estafados”.

En esta carta, firmada por Álvaro Hernández Bonilla, coordinador del Comité de Memoria, y Luz Neida Perdomo Rodríguez, secretaría, se hacen peticiones explícitas, una de ellas es que “se inicie una investigación por parte de la Contraloría General de la Nación al contrato 023 de 2015, revisando las cantidades y calidades de obra del parque, los costos y sobrecostos que generó el incumplimiento de este contrato”.

“Puede haber algunas inconformidades de parte de la comunidad, pero realmente es más conveniente que podamos recibir esta obra a que se hubiera quedado en un rastrojo. Cuando yo inicié mi gobierno en el 2020 esto era un rastrojo, pero la comunidad y notros mismos decidimos empoderarnos y apropiarnos de nuestro parque y empezamos a limpiarlo y guadañarlo, por eso es histórico el hecho que después de seis años y medio podamos recibir el parque que nos sirve para recreación, cultura y todas las actividades que hacemos con la población del municipio”, aseguró el alcalde de El Castillo, Wilmar Roa Malagón.

En la inauguración de este parque el gobernador del Meta, Zuluaga expresó “era más fácil para notros como administración que la obra del Parque de la Memoria Histórica de El Castillo se fuera a un desenlace jurídico, a estancias judiciales, que seguramente generaría menos riesgo para los que estamos en estos cargos, pero afortunadamente con la herramienta que el Congreso de la República entregó a la Contraloría, estas obras dejaron de ser un ‘elefante blanco’ y se convierten en un motivo de orgullo que embellece el municipio y va permitir recordar esas historias tan terribles, solamente para que no se repitan”.

Lea: Las razones por las que los jueces dejan libres a los delincuentes

De igual forma, informó que en este municipio hay otras dos obras que están en proceso de culminar, con una inversión adicional de cerca de los 900 millones de pesos y con un avance del 85% continúan con la obra de la estación de Policía y que esperan que a más tardar en tres meses se pueda inaugurar.

La otra obra es en el sector de Puente Caído, allí con una inversión de cerca de los 5.000 millones y con un avance del más del 90% esperan terminar el puente y dar paso en unos 20 días a los transeúntes.

Contraloría

La gestión de la Contraloría General de la República fue clave para que a finales de septiembre pasado se lograra la culminación de este proyecto, que demandó una inversión de casi $10.000 millones de recursos de regalías.

Ya construido, pasa de ser una referencia en el Registro Nacional de Obras Inconclusas a convertirse en un escenario cultural de especial importancia, por su vinculación con la memoria histórica del país, destacó el Contralor.

El proyecto integra varias infraestructuras como lo son: la Casa de la Memoria Histórica, auditorios al aire libre y en espacios cerrados y un parque natural.

El contrato para la adecuación del Parque Central en el casco Urbano del Municipio El Castillo contaba con un plazo inicial de ejecución de 12 meses. Sin embargo, se presentaron dificultades por falta de liquidez, cambio en la forma de pago, demora en el suministro de materiales, aumento en el índice de pluviosidad, cesión de predios, modificaciones arquitectónicas y el cierre de la vía Bogotá -Villavicencio. Todo esto generó 10 prórrogas (de 33 meses y 15 días) y 5 suspensiones (de 7 meses y 4 días), con lo que se dilató la ejecución física del proyecto por más de 40 meses.

Esa situación originó deterioro en las dotaciones por el paso del tiempo, haciendo necesario realizar adecuaciones y reparaciones para el adecuado funcionamiento del parque.

En el marco del control preventivo y concomitante, la CGR efectuó acompañamiento permanente a la ejecución de este proyecto, mediante la realización de 7 mesas de trabajo y visitas de campo con la Agencia para la Infraestructura del Meta, el contratista y la interventoría.

En la última mesa, realizada el 24 de septiembre de 2021, se logró la culminación del Parque Central y su puesta en funcionamiento para el disfrute de la comunidad. La obra beneficia a 6.362 habitantes.

Los problemas que se presentaron en la adecuación de la cubierta del auditorio, cerrado por el mal estado y las filtraciones que presentaba, el cambio de las luminarias por mal funcionamiento y el inadecuado mantenimiento de los sumideros por problema de desagüe del alcantarillado, son ahora cosa del pasado.

El Contralor recordó que cuando la CGR empezó la tarea de ir a la caza de elefantes blancos en todo el país, el departamento del Meta arrancó con un deshonroso número de 104 obras inconclusas por más de $500 mil millones. Hoy ese número ha bajado a 60, por $300 mil millones.