¡Increíble! Gobernadores devolverán la plata que se robaron

Javier Eliécer Zapata (izquierda) y Óscar Armando Rodríguez Sánchez, exgobernadores del Guainía. Foto: Tomada de Zona Cero

En medio de sus actos ilegales, un par de gobernadores dan el ejemplo que deberían seguir muchos mandatarios y funcionarios públicos que aún hallados culpables se niegan a devolver los dineros.

Se trata de los exmandatarios del Guainía Óscar Armando Rodríguez Sánchez (2012 – 2015) y Javier Eliécer Zapata Parrado (2016 – 2019), quienes ante el enorme acervo probatorio y la investigación de la Fiscalía, decidieron admitir sus culpas, pedir perdón y devolver el dinero público comprometido en sus malos actos administrativos.

Le interesa leer: Murió ‘Robagallinas’, uno de los últimos personajes típicos de Villavicencio

Según se informó, Fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia detectaron una situación de macrocriminalidad, en la que los exfuncionarios, en asocio con algunos de sus entonces colaboradores, habrían suscrito irregularmente varios contratos de suministro y obras públicas entre 2012 y 2018, que no se ejecutaron, quedaron a medias o presentaron diversas inconsistencias en la fase precontractual.

En ese sentido, el exgobernador Rodríguez Sánchez reconoció su participación en el delito de concierto para delinquir agravado, 38 casos de interés indebido en la celebración de contratos, 35 hechos de peculado por apropiación y cinco eventos de cohecho propio. Por estas conductas recibiría una condena de 10 años de prisión en centro carcelario.

Le interesa leer: Corrupción en regalías: se cayó sanción en caso de patrimonios autónomos

De otra parte, Zapata Parrado aceptó su autoría en el delito de concierto para delinquir agravado, 24 conductas de interés indebido en la celebración de contratos, 15 actos
de peculado por apropiación; tres más de cohecho propio; uno de corrupción de sufragante, cuatro de violación del régimen legal o constitucional de inhabilidades e incompatibilidades y uno de fraude procesal.

Es así que sería sentenciado a ocho años y 27 días de prisión.

Con este preacuerdo se logró un compromiso sin precedentes, la devolución de
$16.284 millones 564.101 pesos con la transferencia del derecho de dominio de tres inmuebles y la suscripción de seis pagarés.

De acuerdo a fuentes de la Fiscalía, el ente investigador decidió que esta suma será reintegrada al departamento de Guainía y deberá destinarse a atender programas sociales, de saneamiento básico y asistencia para las comunidades indígenas, pobres y vulnerables, como quiera que estas poblaciones fueron las directamente afectadas con el comportamiento ilícito de los exgobernadores.

El citado preacuerdo fue radicado ante la Sala de Juzgamiento de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia para su estudio y legalización.