Inspiradoras para emprender nuevas vidas

Gina Cubides lidera la Fundación Inspiradoras, con la que busca que otras mujeres encuentren espacios para capacitar y compartir.

Aunque emprender no es cuestión de género, el emprendimiento femenino, a diferencia de los hombres, tiene unos niveles de exigencia diferentes, por lo que incluso los gobiernos crean líneas de ayuda especialmente dirigidas a ellas a través de madres cabeza de hogar, lideresas o víctimas.

Otra diferencia es la moderación. De acuerdo a un informe de Global Entrepreneurship Monitor (GEM), una red mundial sobre emprendimiento, a las mujeres el tomar riesgos va más allá de su propia economía y situación personal (ver nota secundaria). El referido informe de GEM reflejaba como una de las peculiaridades de las emprendedoras que “poseen menos expectativas de crecimiento e internacionalización que el resto de personas que inician negocios”.

La llanera Gina Cubides es una de las mujeres que desde hace cinco años ayuda en el Meta y otras partes del país a que ellas asuman el emprendimiento con entereza y desde una dimensión casi espiritual.

Con su Fundación Inspiradoras Latam, busca entornos diferentes donde la creatividad sea parte fundamental de los emprendimientos y que las mujeres hallen ese camino que a veces parece confuso.

Le sugerimos: Aprenda sobre educación financiera para las Mipymes

“Empezamos a hacer eventos diferentes a conciertos y espectáculos de entretenimiento que es lo que abunda en Villavicencio y nos centramos en intervenciones académicas combinadas con entrenamiento en habilidades de comunicación y de liderazgo. Era un espacio de ayuda y compartir con otras mujeres”, relata Gina, administradora de empresas y docente universitaria.

Su experiencia personal, sumado a la voluntad de querer ayudar a otras que como ella buscan emprendimientos y negocios que las motive, ya ha impactado a más de 20.000 mujeres en todo el país, mediante capacitaciones, talleres y charlas que combinan lo presencial con lo virtual.

Aún muchas llaneras recuerdan el 29 y 30 noviembre del 2016 la primera edición del evento Inspiradoras en el Meta, a la que asistieron 550 mujeres, ocho mujeres inspiradoras nacionales y dos panelistas internacionales, artistas y grupos culturales. Para el 20 de abril del 2017 se crea la primera temporada del formato Noches de Inspiración en el que por seis noches seguidas se reúnen mujeres a compartir experiencias de vida.

Su labor, asegura, es articular entidades para que entre todos se puedan generar esos ecosistemas que permitan a las mujeres avanzar en sus objetivos de crear empresa o incluso sanar heridas desde la espiritualidad para conocerse y retomar el amor propio.

Le recomendamos: 200 alianzas con las JAC del Meta buscan impulsar el desarrollo

En cinco años de labores ha promovido desde huertas caseras, en Buenavista (Villavicencio), una tertulia con Guy Djoken, director del Centro de Paz de la Unesco, hasta el evento Los Colores del Emprendimiento en alianza con la universidad UAN con participación de más de 200 estudiantes.

“Inspiradoras crea esos espacios en diferentes escenarios que van desde lo deportivo, social, económico y cultural, para que las mujeres se inspiren en otras o sean ellas inspiradoras. Lo curioso en todo esto es que el sector público ha sido el más reacio a apoyar estas propuestas y ha sido la empresa privada el respaldo”, dijo Gina Cubides.

Clínica Renovar, Renault, Cámara de Comercio de Villavicencio, Martín Gómez, Bioagrícola, EMSA y Llanogas son algunas de las empresas que han apoyado estas iniciativas.

La Fundación Inspiradoras Latam lanzó también Nikitas, un evento en el que de una forma muy sencilla y recomendaciones muy útiles, propende por prevenir agresiones contra mujeres en espacios públicos.

También lea: Futuro de las pequeñas empresas de turismo, tema del Congreso Confetur

“La próxima semana iniciamos una gira nacional que nos llevará por Bucaramanga ( de noviembre), Pereira (de noviembre), Cali ( de noviembre) y Villavicencio que tiene el propósito de presentar la plataforma digital marcamujer con el que se pueden comercializar productos de emprendimientos de mujeres artesanas. Vamos a exaltar las historias de quienes han tomado la decisión de emprender”, sostuvo Gina Cubides.

Los tres obstáculos para superar

Para la representante de la Fundación Inspiradoras, hay tres aspectos que ponen en riesgo a las mujeres que decidan emprender.

“El primero es la falta de capacitación. El acceso a educación superior es muy limitado aún y todavía más para las mujeres. Uno de los pilares fundamentales es que la mujer, desde niñas, se deben educar. No se trata solo de un título sino de generar ecosistemas de aprendizaje en donde se puedan compartir experiencias significativas y desarrollar habilidades a través de nuevos conocimientos, que es lo que buscamos con la Fundación”, explicó Ginna Cubides.

Le sugerimos: ANI anunció entrega de puente de 962 metros en la vía al Llano

Además, agrega, que no se trata de enfrentar un sistema machista sino de que las mujeres puedan combinar inteligencia con corazón para romper escenarios adversos: “conozco muchas inspiradoras que llegan a espacios muy complejos en donde han pasado las barreras porque no se quedan en la victimización”, sostuvo.

El segundo obstáculo que ha detectado Cubides se refiere al estudio GEM (ver nota principal), en la que se concluye que a pesar de la creencia de que las mujeres son más organizadas con el dinero, “no tenemos la conexión con la generación de riqueza, en su mayoría, las mujeres sienten temor de producir dinero y pone limitantes. Nos cuesta en la mentalidad tomar decisiones grandes y arriesgarnos a hablar de inversiones y de dólares”, sostiene la líder de Inspiradoras.

Y la realidad parece apoyar esta hipótesis, ya que, aunque hay mujeres millonarias, las listas de las personas más ricas del planeta, siempre son encabezadas por hombres.

“El tercer componente que creo necesario para emprender es que las mujeres sean ellas mismas, auténticas, que trabajen en su ser.  Una mujer que desee emprender debe entender que son autosuficientes, con el potencial para que conecten la mente con el corazón. A pesar de tener hijos la primera persona que se debe amar es a sí misma, no es un pensamiento egoísta porque ¿si no te amas cómo puedes amar a los demás?”, puntualizó Gina Cubides.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter