Cirugías destructivas

Foto: tomada de El Espectador

Los casos de tres venezolanos afectados por malas prácticas estéticas en días pasados, en Acacías, alertó sobre el desarrollo de estos procedimientos quirúrgicos.

Aunque muchos saben que se realizan sin ningún conocimiento médico y con el agravante de ser ejecutados en sitios que  no cumplen los requisitos sanitarios exigidos por la ley, las víctimas siguen cayendo.

El más reciente hecho en Acacías causó descomposición en los glúteos, labios y las glándulas mamarias a estas tres personas, pero solo fue el más reciente caso de centenares que se presentan en el Meta y que le suceden a mujeres y hombres.

De acuerdo con cifras entregadas por la Secretaría departamental de Salud, para el año 2016 se presentaron tres hechos de este tipo en Villavicencio, centros de salud que recibieron sanciones. Mientras que para el año 2017 y en lo corrido del 2018, no se han presentado denuncias por prácticas inadecuadas de cirugías o procedimientos estéticos en la capital del Llano, lo cual no significa que no se registren.

Aunque las cirugías estéticas y procedimientos invasivos, realizados en clínicas en la capital del Meta han aumentado en un 30% en los últimos años, según cifras de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica (SCCP), la Fiscalía Seccional Meta tampoco registra denuncias por malas prácticas estéticas este último año.

Sin embargo, a la fecha el ente de control adelanta la investigación de tres casos, por el delito de lesiones personales culposas, registrados entre los años 2014 y 2015 en Villavicencio, por prácticas irregulares de cirugías o procedimientos estéticos mal practicados.

Según Medicina Legal, la mayoría de víctimas que asisten a estos centros estéticos desean intervenirse el área de los glúteos y las glándulas mamarias, y son “cautivadas con falsas promesas”, con las que se termina lesionando severamente algunas zonas del cuerpo.

Las cirugías o procedimientos estéticos que más demanda tienen en Villavicencio son:  rinoplastia (operación quirúrgica para restaurar la nariz), lipectomía o adominosplastia (cirugía para el abdomen que corrige la flacidez de la piel abdominal) mamoplastia de aumento (cirugía plástica para reparar o mejorar las mamas), gluteoplastia  (aumento de glúteos)  entre otras, que son solicitadas por hombres, mujeres y jóvenes entre los 18 y 45 años.

Los procedimientos estéticos que incluyen aplicación de biopolímeros (productos no compatibles con el organismo) y otras sustancias nocivas para el cuerpo humano, aplicadas para aumentar ciertas partes del cuerpo ocupan el primer y segundo lugar entre los procedimientos estéticos prohibidos por el Ministerio de Salud.

 

Nadia Paola Guevara, gerente de Prestación de Servicios de Salud de la Secretaría de Salud del Meta, señaló que este tipo de quejas o notificaciones respecto a cirugías estéticas, procedimientos invasivos o presuntas malas prácticas, se reciben y son tramitadas para quienes no tienen conocimiento, en la gerencia de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría departamental de Salud.

“En esta dependencia se revisa la queja, se analiza y dependiendo de este análisis, se apertura los procesos correspondientes de acuerdo a las competencias de la Secretaría”, señaló la funcionaria.

Para la funcionaria, es de suma importancia, que la ciudadanía tenga claro dónde, cómo y qué debe hacer en estos casos, ya que muchos no denuncian por desconocimiento o por miedo a la revictimización a la que son sometidas las víctimas de estas prácticas irregulares de cirugías estéticas que se realizan actualmente en el departamento.

La Secretaría de Salud del Meta aumentó las actividades de control en centros estéticos, clínicas y peluquerías en todo el departamento. Así mismo, se generaron alertas, circulares y notificaciones a las Secretarías de Salud municipales. “En Acacías, se adelantaron acciones de implementación inmediata e inspecciones en los sitios que presuntamente se estaban realizando estas actividades que ponen en riesgo la vida y la salud de los ciudadanos”, señaló la profesional de la Secretaría de Salud departamental.

Este año no se han cerrado locales, clínicas o establecimientos que presten servicios de cirugía estética en la capital del Meta.

“La Secretaría de Salud del Meta es la que hace las visitas de vigilancia y control a los establecimientos. Y los que no cumplan con las normas sanitarias exigidas por la ley, se ven expuestos al cierre preventivo o definitivo del establecimiento.  En estos casos, se notifica además a la Superintendencia de Salud. Y cuando se abren procesos investigativos se compulsan copias también a la Fiscalía y al Tribunal de Ética Médica dependiendo de los hallazgos investigativos”, explicó la gerente de Prestación de Servicios de Salud de la Secretaría de Salud del Meta.

Por su parte, Jorge Hernán Mojica Molinares, secretario de Salud de Villavicencio, advirtió que aunque se han adelantado investigaciones por malas prácticas estéticas en el municipio, y se han cerrado algunos establecimientos, es muy complicado hacer controles en los lugares que operan de manera clandestina.

“El control debemos hacerlo cada uno de nosotros, porque nuestra salud y nuestra propia vida depende de ello. Además si el precio es muy económico y el sitio no ofrece las garantías necesarias,  no se haga ninguna intervención, porque puede correr peligro y quedar con una limitación funcional”, dijo Mojica.