Juan Carlos, ingeniero de última generación

Un metense lanzó una campaña en redes sociales para implementar su proyecto robótico en el Tecnológico de Massachusetts, de Estados Unidos.

El ingeniero electrónico metense, Juan Carlos Pérez, egresado de la Unillanos, hoy Magíster en Ingeniería Mecánica de la Universidad de Sao Paulo (USP) en Brasil, y estudiante de doctorado de este campus, está ad portas de implementar su proyecto de investigación en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos, uno de los centros universitarios más importantes del mundo.

 

El llanero inició en el año 2013 su Maestría en Ingeniería Mecánica con énfasis en Dinámica de Máquinas y Sistemas, y se incorporó al Laboratorio de Rehabilitación Robótica del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Escuela de Ingeniería de la USP en Sao Carlos, cuyo director y orientador es el reconocido profesor e investigador brasileño Adriano Siqueira.

 

Su desempeño académico fue notable, y para el año 2014 presentó la versión inicial de su trabajo de Maestría en la Conferencia Internacional sobre Robótica Biomédica y Biomecánica (BioRob), siendo su universidad sede de este evento, uno de los más importantes a nivel mundial en su especialidad.

 

El metense hace parte del Laboratorio de Rehabilitación Robótica especializado en movimientos de pierna y pie. Su trabajo de maestría, que siguió desarrollando en el doctorado de manera más compleja, “consistió en la creación de un algoritmo adaptativo que cambia el nivel de asistencia en el paciente conforme este participa”, explica Pérez.

 

Lo anterior significa que sí el paciente participa más en una terapia de rehabilitación, el robot participaría menos, y viceversa. El software (programa) fue presentado por su orientador en la International Conference on Rehabilitation Robotics (ICCOR 2015) realizada en Singapur, ante la imposibilidad económica de Juan Carlos de asistir al evento.

 

Allí se mostraron los exitosos resultados del algoritmo, luego de ser probado en personas con derrame cerebral. El software sí permite una mayor participación del

paciente, y optimiza la actividad del robot, por tanto, “al minimizar batería, podemos aumentar el tiempo de trabajo del exoesqueleto”, explicó el Ingeniero.

 

Juan Carlos, una vez terminó su maestría en el 2014, 18 meses después de haberla iniciado, empezó su Doctorado en Ingeniería Mecánica. Ahora su proyecto es seguir desarrollando el algoritmo para que el mecanismo robótico pueda tomar más información del paciente, y cree un perfil y una caracterización del mismo.

 

“Lo que quiero es desarrollar un algoritmo de inteligencia artificial de clasificación que tome decisiones terapéuticas, y asista de acuerdo al grado de dificultad del paciente”, expresó el Magíster.

 

El novedoso proyecto fue presentado por Adriano Siqueira al principal científico del Departamento de Ingeniería Mecánica del Massachusetts Institute of Technology (MIT), Hermano Igo Krebs, quién valoró el trabajo de Juan Carlos, admitiéndolo como estudiante invitado al Laboratorio Newman de Biomecánica Humana y Rehabilitación. El investigador es el pionero de la rehabilitación Robótica en el mundo, y ha estudiado el tema por cerca de 20 años en el MIT.

 

El llanero no debe hacer proceso de admisión, ni pagar matrícula, pero sí debe cancelar las tasas de inscripción por derecho al uso de equipos de laboratorio, e instalaciones del MIT, las cuales podrían sumar un poco más de USD$5.000, cerca de 14 millones de pesos colombianos. Pensando en este tipo de gastos, Pérez aplicó a una beca en la Fundación Capes (que ofrece bolsas de apoyo a la educación superior en Brasil).

 

Aunque la bolsa de apoyo cubre USD$1.700 mensuales, el pago de tiquetes y seguros, no es suficiente para sostener a su esposa, y sus dos hijos, los cuales dependen económicamente de él. Además su compromiso de educación exclusiva no le permite tener contratos de trabajo durante su estadía en Estados Unidos.

 

Juan Carlos no ha tenido problemas para sostener su familia en Brasil, pues siempre ha estado becado, y se ha ganado la bolsa de sostenimiento tanto en la maestría como en el doctorado, la cual será congelada mientras esté en Estados Unidos. “La bolsa alcanza para vivir cómodamente, sin ningún lujo”, expresó.

 

DATO VITAL

El llanero lanzó el 18 de enero una campaña en redes sociales para conseguir los USD$20.000 restantes. Juan que está de paso por Villavicencio espera cumplir la

meta antes del 31 de marzo del año en curso para estar el primero de junio en el MIT. Sus páginas de contacto para realizar donaciones son: www.facebook/juancarperezi, o en el buscador de Google: Make real Juan´s research on robotic rehab at MIT.