‘La actividad exploratoria está rezagada’: Francisco José Lloreda

Para el representante de la ACP es preocupante la desaceleración en la actividad de exploración en el país, lo cual afecta a regiones como el Meta.

Para el representante de la industria petrolera en Colombia, Francisco José Lloreda, es claro que las empresas, en especial las extranjeras, no tienen suficientes estímulos para llegar a Colombia.

En el 2018, la industria petrolera cumplió 100 años de actividad en el país. Al cabo de un siglo sigue siendo uno de los principales impulsores de la economía colombiana y en el Meta es fundamental para promover el desarrollo a través de l dinero de las regalías.
Sin embargo, este año ha sido particularmente difícil para el sector debido no tanto a los precios del petróleo, que en algo se han recuperado, sino a factores sociales que han generado incertidumbre como las consultas populares y la animadversión que hay contra las empresas en los territorios.

Periódico del Meta (PDM) dialogó con Francisco José Lloreda (F.Ll.), presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), para saber cómo cierra el año esta industria y qué hacer para impulsar la actividad de exploración en Colombia, vital para asegurar la autosuficiencia energética del país y las regalías en la región.

PDM: ¿En qué se va reflejada la caída de la actividad petrolera este año?
F.Ll.: Para este año se tenían previstas inversiones del orden de 4.500 millones de dólares y el estimativo es que vamos a estar por debajo de los 4.000 millones al finalizar el año. Esto se ha visto reflejado principalmente en la actividad exploratoria que está realmente rezagada. Las empresas habían programado abrir 65 pozos exploratorio y en noviembre iban 30.

PDM: Eso es gravísimo para la economía en un futuro…
F.Ll: Por supuesto. El país no dimensiona aún lo que significa que esté rezagada la actividad exploratoria. Un escenario sin autonomía energética, sin petróleo, es letal para Colombia en muchos aspectos.

PDM: Pero la producción se ha mantenido…
F.Ll.: A nivel de pozos en producción se han cumplido las expectativas en un 80 por ciento y es lo que ha permitido que la producción se mantenga, pero la gran pregunta es qué pasa con la exploración.

PDM: ¿El mal ambiente social en torno a la industria los ha afectado?
F.Ll.: No es fácil operar en Colombia. Se ha vuelto difícil. Debemos preguntarnos entonces qué hacer para solucionarlo. Lo que uno percibe es que las empresas prefieren continuar en el territorio donde ya están antes que expandirse a otras regiones. No tienen interés en explorar otras cuencas.

PDM: Los procesos de licenciamientos también los afecta?
F.Ll.: Sin duda. Son trámites a veces muy complejos los que tienen que ver con licenciamientos y permisos. Hay desincentivo entre las empresas. Es más, este año adelantar la sísmica ha sido muy difícil; apenas ha habido 900 kilómetros de sísmica que realmente no es nada porque es la puerta de entrada a la actividad exploratoria.

PDM ¿Qué se puede hacer?
F.Ll.: Todo pasa por mejorar las condiciones generales del país y ser competitivos. Debemos lograr un entendimiento en los territorios con las comunidades. En esta actividad petrolera se encuentra mucha animadversión y necesitamos identificar qué causa esa molestia sabiendo que se han hecho esfuerzos por mejorar sus condiciones dese todo punto de vista.

PDM: Pero también deben hacer autocrítica porque estuvieron de espaldas a las regiones mucho tiempo…
F.Ll.: Estoy de acuerdo. Pero no podemos generalizar. Hay algunas empresas que tienen un excelente relacionamiento con el territorio, otras no tanto. Lo que creo es que en esa autocrítica nos hace falta hacer mucha pedagogía y diálogo con la gente para escucharla y entenderla.

PDM: ¿Y los municipios y departamentos?
F.Ll.: También la industria debe estar más cerca de las entidades territoriales. El presidente Duque lo ha dicho: debemos trabajar de la mano con ellas. No podemos de estar de espaldas a los alcaldes y gobernadores.

PDM: En estas condiciones, ¿los extranjeros quieren invertir en Colombia?
F.Ll.: Sí, quieren hacerlo, pero el mensaje que nos dan, para ponerlo en palabras coloquiales es “ayúdense un poquito y no la pongan tan difícil”. Eso significa que debemos crear las condiciones para ser más competitivos y lograr que no sea tan complejo operar en territorio y que los procesos de licenciamiento sean rigurosos pero un duren tanto. Lo cierto es que somos un país con petróleo y gas pero sin grandes reservas probadas y la única manera de hallar las es buscando socios en el exterior.

PDM: ¿Hay desinformación sobre la industria?
F.Ll.: Sí, en eso todos tenemos culpa, pero hace falta también liderazgo de las entidades del Gobierno para explicar cómo es esta industria y cómo se hacen bien las cosas. Debemos construir confianza y la desinformación ha hecho mucho daño.

PDM: ¿Están haciendo fracking en Colombia?
F.Ll.: Eso es lo primero que debemos aclarar: en Colombia ninguna empresa está haciendo fracking.

PDM: Claro, el Consejo de Estado suspendió las normas que lo regulaban
F.Ll.: La impresión que tengo es que quienes demandaron la regulación ambiental llevaron a error al tribunal. Confiamos en que el Consejo de Estado haga los análisis del caso. Creo que hay una evidencia científica robusta sobre las amenazas de los riesgos que por ejemplo en el caso de los acuíferos y están medidos o el uso del recurso hídrico que no es un volumen como el que señalan.

PDM: Se dice que hay actividad sísmica relacionada con fracking
F.Ll. Ya se ha demostrado, con estudios en Oklahoma (Estados Unidos) que el fracking no tiene nada que ver con actividad sísmica. Lo mismo pasa con los químicos, que hablan que son 700 diferentes y solo se usan 15 en realidad. Lo que quiero decir es que hay mucha desinformación alrededor que pretende manipular. Yo no cuestiono a los ciudadanos, nuestro desafío es darles una información adicional complementaria.

PDM: ¿Pero esa actividad puede tener contingencias?
F.Ll.: Claro, como todas la actividades del ser humano. No se puede disminuir el riesgo a ceros ni aquí ni en ninguna parte. Si estos principios se tomaran más en cuenta, el hombre nunca hubiera llegado a la luna.