miércoles, 28 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

La espada de Damocles | Editorial


La espada de Damocles | Editorial 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Como si fueran las plagas de Egipto, esta vez tuvimos la tormenta perfecta para que el Meta quedará incomunicado con el centro del país: invierno, temblores de tierra, deslizamientos, protestas, colapso de puentes. Todo, en menos de un mes.   

El caos es tal que, al cierre de esta edición, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, tomó la decisión de cerrar la vía al Llano hasta que se garanticen las condiciones de seguridad para el tráfico vehicular de carga y evitar la congestión en Yomasa, Tunal y la Avenida Boyacá. Medida que se debería adoptar en Villavicencio para evitar los monumentales trancones que hemos debido soportar los últimos días en el Anillo Vial y la salida a Acacías.

Desde hace años, los usuarios de la carretera entre la capital del Meta y Bogotá hemos sufrido las consecuencias de los constantes derrumbes, deslizamientos, bloqueos y en especial la falta de planeación que ha afectado la seguridad y la calidad de vida de miles de personas. La situación se ha agravado en los últimos meses por el impacto del invierno, el sismo del pasado jueves 17 de agosto y las protestas de los vecinos de la vía que, con razón, reclaman inversión social porque se ven afectados económicamente con cada cierre.

Para agregar un poco más de tempestad a este panorama, el presidente Gustavo Petro insiste en ir más allá en el caso de la sanción a Corficolombiana por el caso Odebrecht, lo que distancia más las partes entre el Gobierno y el concesionario que opera la vía, filial de Corficolombiana. Hasta hace unas semanas el Gobierno no se había sentado con los directivos de Coviandina para hablar de los puntos críticos.

Los usuarios nos hemos acostumbrado a tener una Espada de Damocles sobre nuestras cabezas en cada viaje por esta carretera, sin embargo, debemos celebrar que en medio de este oscuro panorama no ha cobrado aún vidas humanas de conductores o pasajeros.

El Gobierno Nacional ha anunciado medidas económicas y sociales para enfrentar la emergencia y mitigar las afectaciones, pero estas son insuficientes, y suelen ser tardías. Se requiere una solución estructural y definitiva que garantice la estabilidad y la sostenibilidad de la vía al Llano, así como el desarrollo y el bienestar de la región.

La vía al Llano no puede seguir siendo una tragedia anunciada, que afecta el patrimonio natural y compromete el futuro del país. Es hora de que el Estado asuma su responsabilidad y garantice el derecho a la movilidad, la seguridad y la dignidad de los llaneros. Es la misma petición que hemos hecho en los últimos 40 años.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales