‘La gente cree que estoy loco’

Un ciudadano común que aprovechó las redes sociales para llamar a la desobediencia civil  y no pagar peaje, analiza las consecuencias de lo que hizo, y qué sigue ahora. 

 

Aunque en el país se hizo famoso hace un par de semanas por el video que viralizó en donde manifiesta que no quiere seguir pagando peajes “cuyo dinero no sabe a dónde va a parar”, en la región ya su rostro era familiar, en especial para los acacireños.

Básicamente gracias a él y a su insistencia logró que la tarifa del peaje Sardinata, ese mismo que ahora no quiere pagar, fuera más baja para quienes viven en Acacías, desde el 2014.

Arley Fernando Gómez Hernández (A.G.) cumplirá 52 años el 20 de marzo y siempre ha vivido en Acacías. Es asesor de seguros, aunque se dedica a otros negocios para, como dice él, “no tener los huevos en una misma canasta”.

Periódico del Meta (PDM) lo invitó para saber qué sigue ahora en este proceso de desobediencia civil que ahora muchos ven como un ejemplo para que los colombianos protesten pacíficamente por lo que consideren injusto.

PDM: Usted es un ciudadano poco común, ¿no?

A.G.: Digamos que sí. La gente piensa que yo estoy loco porque hago cosas que no son comunes, pero que finalmente es lo que la mayoría debe hacer. He sido candidato al Concejo, Asamblea e incluso a Senado y, obvio, no he ganado, pero al menos he sido un candidato diferente y por fuera de los moldes.

PDM: Con ese poder de persuasión y ahora el video, cualquier político quisiera tenerlo en sus huestes convocando votantes…

A.G.: Políticamente no creo que nada ni nadie me ate.

PDM: Pero lo ven cerca a Maritza Martínez y a Juan Guillermo Zuluaga

A.G.: A ambos ya los he enfrentado públicamente y les he dicho lo que no me gusta. A ambos les valoro cosas pero también les critico posiciones con las que yo no estoy de acuerdo. Igual puedo hacerlo con la Gobernadora de Meta, con Alan Jara, o con cualquiera.

PDM: La ventaja de no vivir de cargos públicos

A.G.: Sí. Mi independencia económica me permite asumir esas posiciones. Pero eso deberíamos hacer todos los ciudadanos porque la inmensa mayoría no estamos en cargos públicos, Entones debemos valorar lo bueno que hacen los gobernadores y representantes, pero también criticarlos y exigirles cuando sea necesario. No ser lambones con nadie.

PDM: ¿De dónde salió la idea del video?

A.G.: Hace siete años, cuando estudiaba en Villavicencio, me tocaba viajar dos veces al día, dos veces a la semana. Ya el tema me venía dando vueltas en la cabeza porque uno paga y paga peaje y no se ven obras de la doble calzada. Fue un día de furia que tenía ganas de estrellarme contra el mundo. Por eso digo en el video que estaba nervioso porque no sabía qué podía desatar.

PDM: ¿Y qué le dio furia?

A.G.: Básicamente la actitud complaciente de las personas. Nadie discute, nadie controvierte y nos siguen metiendo la mano al bolsillo. Ahora me tildan de ‘valiente’ porque hice ese video. ¡Imagínese lo mal que estamos de liderazgo!

PDM: ¿Se ve haciendo política?

 A.G.: Ya estoy haciendo política, y sin querer la empecé hacer por redes sociales, que es más poderoso que cualquier obra que pueda gestionar. Las próximas elecciones serán atípicas porque la mayoría se hará por internet y se acordará de mí: Les cobrarán caro a los congresistas que aprobaron la Reforma Tributaria. No podemos ser tarados y votar por quienes aprobaron aumentar un IVA injusto.

PDM: ¿Entonces qué le ha hecho falta para ser concejal o alcalde?

A.G.: Creo que ganas.

PDM: Pero hay muchos votos amarrados, los votos de opinión no existen…

A.G.: Eso tienen los costeños, que entre todos, independientemente del partidos, jalan muchos proyectos y recursos para su región. Los llaneros no hemos podido y entre todos nos pisamos las mangueras.

PDM: Y finalmente se ganó su multa…

A.G. Me dieron dos multas: una por no pagar peaje de ida, y otra de regreso. Claro que las impugné. La idea es demostrar que yo tengo que pagar un peaje por un servicio que no me están prestando en la vía.

PDM: Pero las concesionarias dicen que tienen ambulancias, grúas y servicios en carreteras…

A.G.: EL SOAT y las EPS también cubren eso. No hay necesidad de que el concesionario lo haga. Esa no es la excusa para cobrar el peaje. Es como acabar de pagar la casa y que el Banco le diga a uno que debe seguir pagándole porque todas las mañanas lo saluda.

 

PDM: ¿En qué cree que puede terminar su desobediencia civil?

A.G: Creo tener el poder para hacer un movimiento nacional. Hay muchos que me están copiando. Lo que todos debemos hacer es buscar argumentos.

PDM: ¿Usted queda tranquilo si iniciaran obras en la vía Villavicencio-Acacías?

A.G: Sí, claro. Pero la concesionaria tiene el cierre financiero enredado. La verdad es que ellos no saben qué hacer.

PDM: ¿Y mientras tanto?

A.G. Empecé a trasladarme en motocicleta y seguiré haciéndolo porque me mamé de pagarles peaje.