jueves, 25 de abril de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

‘La industria no funciona sino interactúa con el entorno’


‘La industria no funciona sino interactúa con el entorno’ 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

El director de Asuntos Corporativos de Frontera Energy dice que hoy esa empresa, contrario a su antecesora, es ‘más analítica’ 

Este joven ejecutivo ha logrado mantenerse en una compañía que ha cambiado tres veces de socios. Dice que se debe a que no es soberbio y actúa como embajador de las comunidades

Alejandro Jiménez (A.J.) es uno de los altos directivos más jóvenes que tiene el sector de la industria petrolera en el país. Joven mas no inexperto, pues ya tiene a cuestas más 10 años de estar manejando buenos y malos momentos cuando trabajó para Pacific Rubiales e incluso desde antes, cuando se denominaba Sipetrol y era de chilenos. Hoy es el director de Asuntos Corporativos de Frontera Energy y pasó a ser uno de los voceros que tiene la compañía.

Y no es fácil mantenerse en una compañía que hoy tienen nuevos accionistas y junta directiva de un perfil altísimo, pues casi todos han sido directivos en Shell y BP, entre otras.  

Periódico del Meta (PDM) lo consultó para saber cuáles son ahora las expectativas de una empresa que cambió no solo de nombre sino de estrategia para relacionarse con la comunidad en el Llano, pero que hoy perdió el protagonismo que llegó a tener a comienzos de esta década.

PDM: Hoy, con cabeza fría, ¿por qué el descalabro de Pacific Rubiales?

A.J.: He visto transiciones. He visto de todo. Lo que le puedo decir es que el nuevo norte que tiene esta junta directiva y los accionistas, con un perfil muy diferente, es de una compañía más pausada, analítica y mucho más prudente para identificar el siguiente paso. Frontera es una empresa mucho más conservadora que apunta a un crecimiento sostenido y no desbordado.

PDM: Un problema que quiso corregir tarde Pacific fue sus relaciones con el entorno…

A.J.: Esta empresa se funda en cuatro ejes: respeto, transparencia, integridad y sostenibilidad. Lo primero en la restructuración fue generar el menor impacto en los grupos de interés locales para proteger justamente ese entorno.

PDM: ¿Qué enseñanza dejó la crisis con las comunidades del 2011?

A.J.: La enseñanza es sencilla. Esta industria petrolera no funciona si no interactúa con su entorno. Debo contar con mi fuerza local y bienes y servicios de la región para poder fortalecerme. No se puede hacer una inversión si no es concertada con las comunidades y acompañada de la institucionalidad.

PDM: ¿Cuáles son las posibilidades de exploración en el Llano?

A.J.: A principios del 2018 estaremos empezando la perforación en el Casanare, particularmente en el bloque Llanos 25, de un activo muy interesante. De hecho nuestro interés de inversión se está enfocando en ese lugar porque geológica y técnicamente tiene expectativas.

PDM: ¿Hay posibilidades de que la producción de sus pozos crezca?

A.J.: Sí. En este momento tenemos una producción neta de 72.000 barriles y bruta aproximadamente de 100.000 barriles.   La idea es apuntar a crecer porque estamos haciendo inversiones grandes por ejemplo en Quifa, un bloque de asociación con Ecopetrol; y en CPE-6, también en Puerto Gaitán. En Meta también tenemos Corcel y Guatiquía de Cabuyaro y Barranca de Upía, que también pueden tener crecimiento. Para  Casanare se van a hacer pozos de avanzada en Canaguaro, Cachicamo y Cravo Viejo.

PDM: ¿Qué otros objetivos tienen en el Meta?

A.J.: Antes de terminar este año en el Bloque Quifa vamos a perforar unos 72 pozos para identificar potenciales de crecimiento. En Cajúa iniciaremos la exploración y vamos a trabajar de la mano con resguardos indígenas. En Cabuyaro y Barranca es un potencial de crudo liviano.

PDM: A propósito, ¿cómo va el tema con las demandas indígenas?

A.J.: La Corte Constitucional ordenó hacer una consulta previa en un radio de dos kilómetros por fuera del resguardo. Esa consulta ya se hizo y se cerró. La Agencia Nacional de Tierras identificó una expansión de territorio y se acordó con las comunidades ampliar la consulta previa. Todo lo que hacemos es cumplir el mandato de la OIT y concertar la inversión social con enfoque diferencial.

PDM: ¿Hay un norte en materia de inversión social?

A.J.: Sí. Primero, que haya consenso con las comunidades y los planes de desarrollo y segundo inversiones sociales sostenibles. Uno en particular lo haremos con La Fazenda y Ecopetrol, y una inversión de $18.000 millones. Con Cormacarena adelantaremos inversión en cinco diferentes tipos de proyectos productivos para ‘despetrolizar’ la economía.

PDM: ¿Qué pasará con las deudas que dejó Pacific Rubiales con las personas?

A.J.: A principios de abril de este año hicimos una ronda con proveedores locales. Gran parte de los problemas identificados los tenían los contratistas, pero gradualmente hemos bajado los montos de deuda porque es parte de nuestra función como garantes del entorno. En noviembre tenemos una nueva reunión y llevarles la respuesta. El presupuesto inicial de deudas locales era de 15.000 millones de pesos, ahora quedarán entre 4.000 y 4.500 millones de pesos.

PDM: ¿Dónde y cuándo es a reunión?

A.J.: Tendremos una en Villavicencio y otra en Yopal. No tengo la fecha exacta aún.

PDM: ¿Cuál es el valor tolerable del precio del barril para que estos proyectos no se queden en el papel?

A.J.: Es relativo. Hay campos que tienen más tolerancia que otros. Es bueno que se identifiquen que hay campos que son más rentables y mantenerlos operativos a bajos precios.   

PDM. ¿Qué pasó con Agrocascada, la empresa de Pacific que reutilizaría el agua en proyectos agroindustriales?

A.J.: Este proyecto está siendo reevaluado internamente por la Junta Directiva para definir cuál es el siguiente paso. Se hizo una inversión muy grande por parte los directivos anteriores y vemos que hay unos potenciales de valor pero no sabemos muy bien si los debe asumir la compañía petrolera o alguien más.

PDM: ¿Ven una amenaza en las consultas populares? 

A.J: Esta industria tiene 52 consultas previas; en el caso de Frontera Energy hay una identificada en Paz de Ariporo (Casanare). En la medida en que usted trabaje de la mano con sus grupos de interés usted no tiene consultas populares. Suena fácil, pero el problema es cómo maniobrar ese entorno para que la gente local participe. Creo que toda esa incomodidad lo genera la Ley de Regalías porque le deja problemas a las regiones y no tanto las utilidades.  

PDM: Usted en particular, ¿cómo ha logrado mantenerse en la compañía?

A.J.: A veces las compañías petroleras pecan por ser soberbias y prepotentes. Yo ni soy soberbio ni prepotente y soy demasiado paciente, responsable y actúo como embajador de las comunidades. Claro, no soy yo, es todo el equipo que trabaja a mi lado.

 

 


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales