domingo, 26 de mayo de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

La ropa de segunda contribuye al ahorro del agua


La ropa de segunda contribuye al ahorro del agua 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

La industria de la moda ha sido conocida por su impacto ambiental, especialmente en lo que respecta al uso negativo del agua. Desde el cultivo de materias primas como el algodón hasta los procesos de teñido y acabado de textiles; estas acciones requieren enormes cantidades de agua en cada etapa de producción.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la industria de la moda es responsable del 20% del desperdicio total de agua a nivel global y produce el 8% de los gases de efecto invernadero. No obstante, hoy en día, existe una tendencia emergente que está empezando a cambiar este panorama, la creciente popularidad de la ropa de segunda mano o second hand.

No solo se ha convertido en una declaración de estilo, sino también es un acto de responsabilidad ambiental. Se estima que cada prenda de ropa de segunda mano ahorra entre 1,500 a 3,000 litros de agua en comparación con una prenda nueva según datos de la app GoTrendier. Teniendo en cuenta que para elaborar unos jeans nuevos se consume alrededor de 7.000 y 7.500 litros de agua.

“Estas cifras son muy importantes, sobre todo cuando se considera la escasez de agua en muchas partes del mundo, así como los efectos devastadores que la sobreexplotación de este recurso puede tener en el medio ambiente y las comunidades cercanas.. Recordemos que hacer un par de jeans supone el consumo de más de 7,000 litros de agua, una cantidad exagerada de agua para una sola prenda”. Menciona Ana Jiménez, Country Manager de GoTrender Colombia.

En ese sentido, cada vez más personas eligen comprar ropa de segunda, no solo por su asequibilidad y estilo, sino también por su impacto ambiental positivo.

Lea también: Así operarán las restricciones de agua para mejorar niveles de embalses en Bogotá

Algunos de esos beneficios son:

Comprar prendas de segunda, evita la necesidad de producir nuevos textiles, esto significa que se reduce la cantidad de agua utilizada.

La reutilización de las prendas contribuyen a reducir la cantidad de desechos que terminan en vertederos, donde pueden contaminar el suelo y las fuentes hídricas.

Cuando se compra y vende ropa de segunda mano se promueve la economía circular creando un ciclo sostenible de reutilización.

Finalmente, la ropa de segunda mano no solo ayuda al medio ambiente cuidando el agua que consumimos, reduciendo los residuos y desechos, también disminuye la huella de carbono y fomenta la economía circular. Hoy en día, es muy fácil encontrar aplicaciones y tiendas donde se pueden adquirir este tipo de prendas y reutilizarlas. Por eso, está es una excelente manera de ser más consciente y sostenible con las decisiones de consumo.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales