lunes, 26 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Lunes 9 y 0

La ruta del cobre: el negocio tras el hurto de cable


La ruta del cobre: el negocio tras el hurto de cable 1
El robo de cobre es un negocio redondo para los ladrones.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

La administración municipal dice que los delincuentes que roban el cable son los culpables de que cruces semafóricos claves en Villavicencio estén apagados.

Por Lina Herrera / Especial Periódico del Meta

Muy posiblemente ha notado que más de un semáforo no funciona en Villavicencio; al llegar a casa o su negocio, encontró que no tenía internet; buscó soporte técnico y la causa resultó siendo la misma: el robo de cable de cobre.

Este es un delito que se presenta desde hace años en Villavicencio y en otras ciudades del país, sin embargo, en lo que va del 2023 se ha agudizado el problema, la Policía Metropolitana ha registrado 41 casos de hurto de cable tanto de empresas públicas como privadas de la región.

Cada robo es un dolor de cabeza para los villavicenses y las empresas de
telecomunicaciones, que tienen que reponer cada metro de cable a sus clientes.

¿Por qué este tipo de cable es tan apetecido por los delincuentes? Colombia no es líder en la producción de cobre, pese a que hay proyectos de exploración del mineral cerca a desarrollarse, en producción solo está la mina de cobre de El Roble, en el Chocó.

El déficit de este elemento, tanto en la distribución de energía eléctrica, como para la fabricación de automóviles, hace que quienes lo hurtan generen un gran negocio vendiéndolo de manera ilegal. Según páginas web enfocadas en compraventa de minerales, el precio del cobre varia entre $40 mil y $43 mil pesos por kilo, mientras que en diversas chatarrerías el kilo se vende entre $21.000 a 50.000 pesos; marcando una gran diferencia ante la venta de elementos como el aluminio, hierro y acero, cuyo precio por kilo de chatarra no supera los 10.000 pesos.

Sin embargo, el cobre no solo se queda en las chatarrerías, este mineral puede dar un largo recorrido, el cual posiblemente finaliza en escenarios internacionales. Estas son las estaciones de esta ruta:

Estación 1. En las manos del delincuente: desde la Policía Metropolitana de Villavicencio, la coronel Shirley Aguilar, comandante encargada, explicó que los principales actores dedicados al hurto del material son los habitantes de vivienda no formal o de calle: “Generalmente quienes vienen cometiendo este delito lo hacen en horas nocturnas o de la madrugada para evitar verse expuestos ante los ciudadanos y ante las autoridades. Podríamos hablar de que el hurto lo vienen cometiendo entre las 11 de la noche y las 4:00 de la madrugada”.

Estación 2. En el lugar del comercio: la comandante comenta que, desde acciones investigativas con la Fiscalía General de la Nación, se sabe que tras el hurto, se vende el material a las chatarrerías o empresas de reciclaje, especialmente aquellas que son clandestinas o ilegales. Por otra parte, Roberto Arroyave, Alto consejero para la seguridad de Villavicencio, indicó que el negocio puede estar en la capital del país, dándole paso a la siguiente y tal vez última estación.

Estación 3. Después de los tres peajes: el alto consejero señala la extracción del cobre de los cables hurtados y su venta fuera de Villavicencio: “los reducidores de cobre lo que hacen es sustraerlo y enviarlo a Bogotá, aquí no se comercializa. Aquí hay unas pequeñas recicladoras de las cuales hemos hecho importantes operativos y en ese sentido hay personas capturadas y con procesos judiciales. Este es más o menos el modo de operación de ellos, es la comercialización del cable pelado. De lo que tenemos conocimiento es que prácticamente lo sacan de manera inmediata de la ciudad”, indicó Arroyave.

En ciudades como Cali se ha identificado al ‘Cartel del Cobre’, un grupo delincuencial señalado de manejar grandes robos de cableado de cobre. Sin embargo, ni la Alta Consejería para la Seguridad, ni la Policía Metropolitana conocen de una posible incidencia de este grupo en los hurtos realizados en Villavicencio: “en esta región no se han identificado grupos delincuenciales dedicados particularmente a esta problemática”, aclaró la coronel Aguilar.

No obstante, el alto consejero mencionó la posible exportación del mineral extraído, dándole paso a la alterna estación de esta ruta.

Estación 4. La internacionalización del cobre: “no tanto como cartel, pero si como delincuencia común (…) exportamos porque no se ha buscado otra alternativa de cambiar el cobre por aluminio que también nos permite la comunicación, pero es de mayor asertividad el cobre porque su valor es el que lo hace llamativo. Sabemos que un país que compra mucho cobre es Chile y Argentina”, indicó Arroyave.

El Observatorio de Complejidad Económica (OEC) compartió datos de exportación del mineral, en donde indica que, en el 2021, Colombia exportó U$91,2M en mina de cobre, en donde los destinos principales son: China (U$91,2 millones), Chile (U$860 millones), y Canadá (U$19,0 millones).

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales