miércoles, 21 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

La ‘sala de Villavo’ está abandonada


La ‘sala de Villavo’ está abandonada 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Desde la formación de Gramalote, en 1842, sus primeros pobladores dejaron un gran espacio de terreno en cuyo alrededor construyeron las primeras viviendas de lo que posteriormente sería la capital del Meta. Con el tiempo, este sitio se convirtió en plaza central del pueblo, punto de encuentro y escenario de eventos religiosos, cívicos y sociales.

Y, aunque han pasado los años, sigue siendo el sitio por excelencia de actos importantes, de hecho, el próximo 2 de marzo se realizará aquí la posesión canónica del nuevo Arzobispo de Villavicencio, monseñor Misael Vacca Ramírez.

Desde 1915, cuando el entonces alcalde militar de la ciudad, el teniente Turriago, en un evento oficial y acompañado de otras autoridades locales sembraron el Samán, nunca imaginaron que 123 años después se convertiría en un espacio sucio y abandonado por las administraciones de turno.

Óscar Pabón Monroy, investigador de la historia de la ciudad, dice que para el centenario de la Villavicencio, se realizaron diversos actos: en archivos documentales reposa que ese día, debajo del samán, el poeta Eduardo Carranza declamó una oda en honor a la reina del centenario”.

Ha tenido varios nombres, todos de próceres: Parque Sucre, en honor al mariscal José Francisco de Sucre o Parque Santander, en honor al también al general Francisco de Paula. Tras su remodelación, a principios de la primera década de los 2000, durante la gobernación de Luis Carlos Torres la rebautizaron y se llamó Plaza Los Libertadores, en honor a los proceres Santander y Bolívar. Ya no fue más parque pues con los trabajos se redujo a menos del 30% su área de zona verde.

Invasión de vendedores

El sitio, por ser referente urbano, se llenó de vendedores ambulantes e incluso algunos llegan a ocupar áreas de hasta 10 metros cuadrados cuando dispersan sillas alrededor del punto de venta.

“Siempre fue un orgullo de los villavicenses, era la ‘vitrina’ en donde veníamos y traíamos no solo a nuestra familia sino también a los conocidos que nos visitaban, nos tomábamos fotos, hoy ya no se puede”, aseguró Jorge Rodríguez, un comerciante del centro de Villavicencio.

Entérese: Calidad del aire en Villavicencio se mantuvo aceptable en el 2022

A este céntrico lugar de la capital del Meta, también llegaban las familias a disfrutar una tarde soleada, a comer raspado o a alimentar a las palomas.

“Hoy da vergüenza el abandono por parte de las administraciones que nos lleva a sentir vergüenza para quienes vivimos aquí”, agregó Rodríguez.

Periódico del Meta hizo un recorrido por este emblemático lugar. De los 10.000 metros cuadrados del área de la plaza Los Libertadores, cerca de un 90% está ocupado por vendedores ambulantes y carpas de empresas de salud que se volvieron permanentes, al igual que de operadores telefónicos.

Otros, que ocupan un espacio extenso son los que prestan el servicio de carros eléctricos para niños. Unos 15 de estos vehículos ocupan el sitio.

“El parque es muy bonito en su estructura, pero hay muchos vendedores que impiden caminar. Además, las palomas mantienen sucio el lugar incluyendo el mismo aviso del nombre de la ciudad”, dijo Jhon Muñoz, un turista antioqueño que con su familia quiso conocer el centro de la ciudad y llegó a la Plaza Los Libertadores.

Olga Henao, villavicense pero radicada hace más de 30 años en Ibagué, y quien por estos días visita su ciudad natal, asegura que le duele ver en que se ha convertido este espacio que visitaba junto a su padre todos los domingos. “Hay muchos vendedores ambulantes, además la fuente está deteriorada y sucia, es casi imposible tomarse una selfie y que salga bonita”.

Otro aspecto que deja ver el abandono de este sitio, son las gradas que están incompletas convirtiéndose en trampas para los transeúntes.

“Es una lástima, uno siempre que viaja a algún sitio, al primer lugar que va es al parque principal, pero aquí se desilusiona uno y cree que si así es este sitio, cómo será el resto de la ciudad”, dijo Pedro Flórez, quien llegó desde Aquitania (Boyacá) a pasar unas vacaciones y conocer a sus suegros.

Para Pabón Monroy, debería de haber una alianza institucional como la de hace dos años cuando se salvó el samán, para hacer una reingeniería a la plaza central: “este es un sitio emblemático de la ciudad, no me imagino la Plaza de Bolívar en Bogotá ocupada por vendedores como está aquí”.

Quisimos conocer la opinión de la Secretaría de Control Físico de Villavicencio, pero no respondieron a las llamadas ni los mensajes.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales