Lelio, pescador y poeta de la sabana

Lelio Carvajal, ganador del 33º Festival de la Cachama en Puerto Gaitán.

Lelio Enrique Carvajal Hinojosa, ganador por séptima vez del Festival de la Cachama en Puerto Gaitán, es un fiel declamador de poemas y un tradicional pescador de la región. 

Desde los 11 años luchaba con el ganado y montaba potro cerrero. La llanura me ha enseñado a ser llanero completo y pescador afamado, en el Llano un buen llanero y en el río con el pescado. Gracias a Dios y a la virgen que no me ha desamparado, navegando todos los ríos, pescando por todo lado”, declama Lelio Carvajal su poema ‘De donde soy y donde estoy parao’. 

Esos amaneceres viendo brotar el alba, los caños, abrirse camino en medio de la sabana y a las aves atravesar el cielo, fueron parte de la inspiración de este pescador que al mismo tiempo es compositor y declamador. 

Cuenta que a los 13 años ya componía poemas cortos y que en la escuela declamaba siempre con la aprobación de sus oyentes. Y, aunque desde sus 14 años empezó a recorrer las sabanas de Vichada, Casanare y Meta para trabajar el Llano, nunca olvidó los versos.

«Desde muy tiernito anduve estas tierras siempre trabajando. Yo le he caminado mucho a la vida, pero siempre decente, como un buen campesino«, dice este artista pescador oriundo de Orocué (Casanare). 

Lelio fue caporal de ganado hasta que el conflicto armado lo llevó a emprender un viaje hacía otras tierras. A sus 21 años llegó a Puerto Gaitán a trabajar, como dice él, en lo que saliera. 

En ese entonces, el alcalde Óscar Bolaños me dio la oportunidad de participar en un Festival de la Cachama como declamador de poemas. Desde ese entonces me he ido dando a conocer por mis escritos y mi astucia con la pesca”, dice. 

Y aunque los poemas no le han dado para ganar ningún concurso, con el oficio de pescador sí ha ganado siete veces el Festival de la Cachama, en los que ha demostrado su destreza.

Lea también: ‘El mundo de Sofía’ está en el espacio

Para el de este año, atrapó con malla una cachama que pesó 13,15 kilogramos y midió 71 centímetros. Desde que está participando, la cachama más grande que ha cogido fue una de 27 libras y cuenta que una vez ganó con una de 8 libras porque no había pescado. 

Todo es un poco de suerte e inteligencia, hay que tener estrategia porque no cualquiera saca un pescado así, como el río es tan grande es difícil encontrarla. Además de capturarla hay que cuidarla porque tiene que presentarla ‘alentadita’ para regresarla a su hábitat”.  

Además de pescador y poeta de la sabana, ha compuesto y grabado dos discos, uno con 12 temas y otro con 8 que hablan de los valentones (peces) que ha logrado atrapar, pero también de las luchas de Guadalupe Salcedo en el Llano. De las historias que ha visto en la sabana y los ríos, pero también de las esperanzas que tienen los campesinos de salir a adelante.

Un cortometraje realizado en Puerto Gaitán llamado ‘En busca del plumita’, llevó a Carvajal a ser nominado a los premios India Catalina en el año 2014. “De 2.000 documentales, quedamos en segundo lugar en categoría regional. Fue con un valentón que saqué del río Meta, pesaba seis arrobas y media 1.80 de largo”. 

A sus 57 años, Lelio mantiene viva la pasión por el Llano, la pesca, los poemas y la música.Seguiré apostándole a más festivales y demostrándole a los turistas lo que es pescar en el río Meta, Manacacías y el Yucao porque cualquiera no es pescador, eso tiene su sabiduría”, afirma. 

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta