Las posibilidades de Llaneros en la B

El equipo Llaneros de Villavicencio no ha tenido suerte en la definición.

Por Alfonso Sierra Trujillo

Especial Periódico del Meta

Si bien, Llaneros Fútbol Club todavía mantiene opción matemática; es evidente que al tener 2, de 9 puntos disputados, y a tres fechas de terminar la semifinal, su posibilidad de ser finalista en el Torneo Betplay I, es escasa. Aunque ningún equipo está eliminado, hasta tanto queda realmente marginado, de forma numérica, de pelear por la clasificación.

Le interesa leer: «El que llega a jugar en Llaneros tiene que saber que aquí vamos a ganar», Presidente de Llaneros

Muchos casos se han mirado de clubes dados por eliminados, que se recuperaron en la segunda vuelta, ganaron todo, y habiéndose visto favorecidos por resultados de terceros, lograron lo que llegó a parecer, casi imposible. El fútbol, como los diferentes deportes, depara sorpresas.

Aparte de la necesidad de salir triunfador en los compromisos que le restan, la situación se torna más complicada para los dirigidos por el técnico Wilmer Sandoval, porque en dos de las tres jornadas, deben actuar como visitantes en plazas de por sí muy complicadas, Armenia y Santa Marta.

No menos difícil, le será enfrentar la otra fecha, por cuanto recibirá a Atlético Huila, en el aún llamado, oficialmente, estadio Manuel Calle Lombana. Al equipo de Neiva, le ha costado en sus enfrentamientos con Llaneros FC. En la eliminatoria perdió 0 a 2, y en la primera vuelta de los cuadrangulares, el juego terminó con empate 0 a 0.

Además de tener al frente a rivales de peso, la situación se advierte más dura para Llaneros Fútbol Club, si se considera que solo ha marcado un gol en los encuentros de la ronda semifinalista; anotación convertida de pena máxima por su ángel de la guarda en las porterías contrarias, el volante Omar Vásquez.

La impotencia ofensiva, en especial, por la inefectividad de sus delanteros, sobre quienes, en cualquier equipo de fútbol, recae la mayor responsabilidad de marcar goles; ha sido, metafóricamente, el rival más fuerte que ha jugado en contra de los intereses del blanco y negro. Cuando el ataque no convierte, es muy complicado pensar en victorias, y menos, en las fases definitivas de los campeonatos.

Indistinto de que alcance o no el paso a la final del Torneo Betplay I (ojalá lo consiga); los puntos que conquiste de aquí en adelante son muy importantes, porque la tabla de reclasificación, es una vía que también conduce a Roma: pues, por esta ruta, se tiene una alternativa para ascender a la primera división del rentado profesional colombiano.

Al término de la fase todos contra todos, el club llanerista sumó 28 puntos, sin embargo, los empates que ha tenido, entre ellos el de juego de este domingo como local ante Deportes Quindío, con el que igualó sin anotaciones; le han permitido acumular dos unidades más, que lo ubican con 30 puntos, en la sexta casilla del acumulado de la Primera B.

Llaneros aún tiene leves posibilidades de clasificar.

No está por demás, reiterar que este año no habrá equipos ascendidos. El paso a la Primera A, se producirá en la mitad de 2021. Que el sistema de competencia establece la disputa de dos torneos por separado, cada uno con ganador de cupo a la finalísima, y que ambos están unidos por el cordón umbilical, que se llama tabla de reclasificación.

El hecho de que un equipo salga primero en el Torneo Betplay I, nada le garantiza en la búsqueda de su pretendido ascenso, excepto, desde luego, de contar con el plus que le significa asegurar la presencia en la llave que definirá uno de los clubes ascendidos, y disponer de, mínimo una segunda chance, en caso de perder la gran final de la temporada.

Posdata: La afición llanerista no puede perder la fe. Falta mucho campeonato por jugarse. Un equipo puede ascender, teniendo una excepcional presentación en el primer semestre del año entrante. No vamos ni por la mitad del camino, en el difícil sendero que conduce a la Liga Betplay.