Los fenómenos que explican la inseguridad

Se harán controles registros en diferentes lugares.

Por Natalia Chipatecua

El video que se hizo viral esta semana por el atraco a unos vecinos del barrio Panorama a manos de dos delincuentes que bajándose de una moto los encañonaron, hizo recordar a los que ya son comunes en las grandes ciudades como Bogotá, Cali o Medellín.

Desde que terminaron los confinamientos por la pandemia y la economía reabrió, la inseguridad volvió a ser tema frecuente; pero al margen de esto ¿qué factores coyunturales están incidiendo para que haya aumentado?

Mientras que el hurto de motos y de celulares muestran una disminución comparada con años anteriores, existen otros escenarios que obedecen, entre otras cosas, a la situación coyuntural pospandemia.

También lea: Hoy inicia restricción nocturna de motos y carros particulares

“El hurto de motocicletas tuvo una reducción del 9%, y el hurto de celulares disminuyó 40% en lo que va del 2021; sin embargo, en delitos como el homicidio no hay reducción y violencia intrafamiliar y riñas son delitos que siguen en alza. Tiene que ver con el contexto social de volver a salir. Por ejemplo, la violencia intrafamiliar fue una situación muy fuerte en tiempo de pandemia”, afirmó Andrea Lizcano, secretaria de Gobierno de Villavicencio.

Dentro de estos factores circunstanciales que inciden de manera directa para que el flagelo de la inseguridad persista, también hay componentes como los procesos judiciales en donde quienes infringen las normas quedan en libertad y por ende tienden a reincidir en los delitos.

“De 10 personas capturadas, 8 personas no llegan finalmente a un proceso de condena efectiva, solamente dos de los que son capturados, van a la cárcel. Por otro lado, la alta reincidencia de quienes dejan en libertad, lo que se está viendo es que nuevamente delinquen”, explicó la Lizcano.

Lea: Revolcón a Policía Metropolitana y Comando Meta para garantizar seguridad

Según Felipe Caballero, alto Consejero para la Seguridad, hay un aproximado de 2.400 capturas, de las cuales 1.822, es decir, el 77%, se encuentran ya en libertad. Caballero adjudica la situación de impacto de la inseguridad a un problema que hay que solucionar como Estado.

“No se está cumpliendo con el cometido de la pena privativa que es resocializar, solo se está encarcelando para privar de la libertad y estas personas detenidas lo que hacen en la cárcel es unirse y hacer más grande las redes delincuenciales en la ciudad; también por la congestión judicial, en Villavicencio, cada fiscal está trabajando entre 700 a 900 casos, eso demora la presentación de procesos penales ante despachos judiciales, es una situación estructural del Estado, que tiene que reformarse desde la administración de justicia, desde el Código de Procedimiento Penal y también una formalización y actualización de todos los funcionarios que están en la cadena de servicio”, expuso el consejero.

La migración

La crisis social, política y de pandemia en Venezuela produjo también una migración masiva que incrementan casos de violencia y de inseguridad y que sin caer en estigmatizaciones es innegable que la delincuencia también ha migrado.

Le sugerimos: Listas las condiciones para construir dos CAI en Villavicencio

“En temas de hurto, especialmente de motocicletas, se ha denotado que hay migrantes vinculados a esos hechos delictivos”, según la secretaria de Gobierno.

En la capital del Meta, la Comuna Siete; el barrio La Esperanza, la zona de los Centauros, Amarilo, el Centro y Barzal son sectores considerados críticos frente al hurto de motocicletas, mientras que, en la Comuna Ocho y Cuatro, hay más hurto a personas.

Para el comandante de la Policía Metropolitana de Villavicencio, coronel Henrry Ramírez, el hurto es el delito que más se presenta, al igual que el tráfico y comercio de estupefacientes y riñas: “por lo general los casos de hurto terminan con extorsiones, y las riñas muchas veces son producto de la intolerancia”.

Le sugerimos: El difícil futuro del HDV tras el incendio

Sin embargo, resalta la importancia de trabajar de manera conjunta con los demás entes correspondientes.

“Venimos realizando diferentes actividades para minimizar los riesgos en la comisión de los diferentes delitos. Lo primordial es la articulación con las diferentes autoridades; con la Fiscalía, con las administraciones municipal y departamental y Ejército se realiza un trabajo muy importante, planes donde se focalizan cuáles son los sitios con mayores delitos y horas, y con base en eso desarrollamos diferentes actividades policiales a contrarrestar los delitos”, explicó el coronel Ramírez.

Hasta julio de este año, 37.662 llamadas se presentaron por parte de la ciudadanía presentando diferentes casos:  1.117 fue el total de reportes por parte de ciudadanos que denunciaron perturbación de la tranquilidad; 503 llamadas de hurtos generales; 430 sobre violencia intrafamiliar; 1.539 riñas y 958 por porte ilegal de armas blancas. Así mismo, fueron 8.815 pedidos efectivos, un aumento del 14% con respecto al mes de junio, según información de la Alta Consejería para la Seguridad.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter