Los niños también son indemnizados

Fotografía cortesía de la Unidad de Víctimas

En el departamento del Meta, en lo que va del corrido del 2018, ya son 300 los menores de edad que han recibido, a través de la Unidad de Víctimas, reparación individual por ser víctimas del conflicto, resultado de la constitución del encargo fiduciario. Las reparaciones se han entregado en 50 encargos fiduciarios, que superan el total de 100 millones de pesos.

El objetivo con esta iniciativa es generar una medida de reparación integral que entrega el Estado colombiano a las víctimas como compensación económica por los hechos victimizantes sufridos, que busca ayudar en el fortalecimiento o reconstrucción de sus proyectos de vida, según informó la Unidad de Víctimas en el Meta.

“En este procedimiento, denominado como el ‘Tren de los derechos’, se hace entrega a la vez de la carta de dignificación, medida de satisfacción que contiene un mensaje estatal de reconocimiento de la condición de víctima del menor, con la exaltación de su dignidad, nombre y honor”, señaló Carlos Pardo Alezones, director territorial de la Unidad para las Víctimas para Meta y Llanos Orientales.

Lea también: GIZ abre convocatoria para fortalecer iniciativas productivas en el Meta

La Ley 1448 del 2011 establece que nadie distinto al niño, niña o adolescente víctima puede disponer de los recursos de la indemnización, mientras este alcanza la mayoría de edad a los 18 años, según lo establece la Constitución. Durante este tiempo este periodo el dinero estará congelado en una cuenta bancaria de la cual solo podrá disponer el joven víctima mayor de edad.

“La Unidad desarrolla con los menores, en este proceso de entrega, las herramientas básicas sobre el ahorro, con el fin de incentivar en ellos la toma de decisiones financieras en su futuro. Buscamos empoderarlos para que asuman la posibilidad de proyectar y soñar con mayores oportunidades, dejando atrás las dolorosas huellas de la violencia”, afirmó Jesica Ferrin, profesional de acompañamiento de la Unidad para las Víctimas.

La información a continuación es tomada de la página web de la Unidad de Víctimas. La indemnización se entrega a las víctimas de los siguientes hechos:

Homicidio: 40 SMLMV, divididos entre los familiares de la víctima que murió, dependiendo de su estado civil en el momento de la muerte.

Desaparición forzada: 40 SMLMV, divididos entre los familiares de la víctima desaparecida, dependiendo de su estado civil en el momento de la desaparición.

Secuestro: 40 SMLMV, que se entregan directamente a quien haya sido liberado, no a los familiares.

Lesiones personales que generaron incapacidad permanente o discapacidad: Hasta 40 SMLMV, según la Resolución 0848 de 2014, se entrega directamente a la víctima de lesión.

Lesiones personales que generaron incapacidad: Hasta 30 SMLMV, según la Resolución 0848 de 2014, se entrega directamente a la víctima que sufrió la lesión.

Reclutamiento ilícito de niños, niñas y adolescentes: 30 SMLMV, se entregan directamente a quien sufrió el hecho.

Delitos contra la libertad e integridad sexual, incluidos niños, niñas y adolescentes nacidos como consecuencia de una violación sexual en el marco del conflicto armado: 30 SMLMV, se entregan directamente a quien sufrió el hecho.

Tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes: Hasta 30 SMLMV, se entregan directamente a quién sufrió el hecho.

Desplazamiento forzado: La indemnización se distribuirá por partes iguales entre los miembros del grupo familiar víctima del desplazamiento forzado incluidos en el Registro Único de Víctimas. En virtud de la Sentencia SU-254 de 2013, habrá núcleos familiares con 27 SMLMV y otros que recibirán 17 SMLMV.