martes, 5 de marzo de 2024
Particulares Pico y placa Martes 1 y 2

‘Luchan por sus sueños, a pesar de su realidad’


RP
Redacción PDM

COMPARTE

Un estudio realizado en el Meta revela cómo los jóvenes de municipios golpeados por la violencia como Vista Hermosa y La Macarena luchan por tener un proyecto de vida.

Por Valentina Mejía

La encuesta ‘Voces resilientes: jóvenes, realidades y territorios’, diseñada por Usaid y el Observatorio de Juventud de la Pontificia Universidad Javeriana, recogió las percepciones de más de 5.400 jóvenes de 30 municipios, con representatividad municipal por grupo etario, etnia, estrato, sexo, condición de víctima.

En entrevista con Periódico del Meta (PDM), John Murcia (J.M), director Regional Meta del Programa de Jóvenes Resilientes, realizó una radiografía de la realidad que viven los jóvenes del municipio de Vista Hermosa y La Macarena, en cuanto a educación, trabajo, salud mental, uso de tiempo libre, medio ambiente y sostenibilidad.

PDM: ¿Cuál es el enfoque del programa Jóvenes Resilientes? 

 J.M: Iniciamos hace tres años y estamos enfocamos en la salud mental y en crear una hoja de ruta o un proyecto de vida. También trabajamos el tema de empleabilidad y emprendimiento en la región para potenciar estas necesidades en el territorio, además en una comunicación de jóvenes para jóvenes, para entender hacia dónde quieren dirigirse y cómo quieren empezar a distribuir las cosas.

 PDM: ¿Cómo ha sido ese trabajo en el Meta?

 J.M: Aquí arrancamos con algo que llamamos co-creación y es sentarnos a escuchar, pensarnos desde sus realidades, desde su oportunidad de conocer el territorio y ver sus propias brechas, reconociendo esos entornos en los cuales están viviendo. De esta forma surgen los planes de resiliencia juvenil, como primer paso para saber hacia dónde íbamos de la mano con los jóvenes, construyendo con ellos y buscando sus voces.

PDM: ¿Cómo ha sido la participación de los jóvenes?

 J.M: No voy a decir que ha sido fácil, ha sido un ejercicio de bajos porcentajes de credibilidad, porque se sabe de muchas organizaciones que llegan al territorio hacen el trabajo a medias y se van. Entonces eso deja un sinsabor en los jóvenes, sobre todo en esos procesos de creer y confiar en las organizaciones.

PDM: ¿Qué limitantes han encontrado a lo largo de este programa?

 J.M: Las brechas tecnológicas, digamos que uno llega al casco urbano de los territorios y funciona muy bien esta conectividad, pero cuando llegamos a las zonas rurales se vuelve un poco más difícil, entonces ese era un limitante a la hora de hacer un acercamiento con ellos.

 PDM: ¿Qué han hecho para suplir esto?

 J.M: Hemos realizado unos acompañamientos directamente en el territorio con unas buenas estrategias del tiempo libre como ejercicios de robótica. Tenemos un grupo de 80 jóvenes de Vista Hermosa, 40 en el casco urbano y 40 en la zona rural, que nos ha permitido romper las barreras y darse cuenta de que sus condiciones son similares a otros territorios y sus aprendizajes son positivos.

PDM: ¿Se han vinculado las instituciones educativas?

 J.M: Sí, la robótica parece una habilidad dura, pero termina volviéndose una habilidad blanda cuando empiezas a luchar contra ti mismo y con saber de qué forma puedo superar esta barrera. Las instituciones se unen pensando también en procesos de sostenibilidad. Los hemos formado y también hemos entregado equipos.

PDM: ¿Cómo está la salud mental en esos territorios que han sido afectados por el conflicto armado?

 J.M: Los chicos necesitan ser escuchados, seguro algunos contamos con unas bondades distintas de tener una familia diferente pero no quiere decir que no le podemos brindar o ser esa oportunidad de ser la llamada amiga de “¿cómo estas?, ¿seguro estás bien?, ¿te acompaño hoy?”, es ahí donde ese acompañamiento psicosocial se vuelve la parte primordial de cada uno de los proyectos. Si estás bien contigo mismo, si estas bien con tu familia, todo empieza a mejorar.

No olvide: ‘No somos el futuro, somos presente y debemos actuar’

PDM: Además de la salud mental, ¿qué otro factor les preocupa?

 J.M: El buen uso del tiempo libre, ese es otro de los factores importantes en desarrollo, son territorios alejados, el 60% de los chicos están terminando su educación en una institución pública, pero estos municipios no cuentan con una universidad, no cuentan con un ejercicio de una educación superior, ese buen uso del tiempo libre y esa buena formación en emprendimiento les ha permitido tener otras proyecciones y otras visiones a los chicos.

PDM: ¿Qué emprendimientos han surgido de este proceso?

 J.M: Tenemos el Queso Fiesta que es un queso que nace en la Macarena con un grupo de chicos que cristalizan la fruta y la ponen dentro de un queso madurado y es espectacular. Tenemos muchos chicos enfocados en los temas ambientales, hay una organización que se llama Asomadre La Macarena, que ahora viene liderando otros ejercicios con un colectivo que se llama Somos Ambiente, donde los jóvenes han diseñado 10 botellas metálicas puestas en 10 puntos estratégicos de la Macarena para recolectar la basura. Pero así mismo hay otro grupo de chicos que se llaman JADA, Jóvenes Amigos del Aviturismo, que vienen realizando proceso de avistamiento de aves.

PDM: ¿Qué tema rescata de este estudio?, ¿qué es eso que los llena de esperanza?

 J.M: Yo me inclino por dos cosas muy importantes y son la voluntad que tienen los jóvenes para seguir adelante, a pesar de todas las adversidades que tienen en el territorio. Son chicos que siempre están dispuestos, que a pesar de que han vivido un montón de dificultades se paran todo los días y siguen con sus sueños adelante, eso es lo más importante, creo que ese es el valor de ser llanero, de levantarse todo los días.

PDM: ¿Se podría decir que el Meta necesita ser visibilizado para generar mayor desarrollo?

 J.M: Es importante también reconocer el territorio, ver ese contexto más que como una pérdida, como una oportunidad de crecimiento, porque si tú vas y revisas territorios como La Macarena y Vista Hermosa los chicos tienen ideas grandiosas.

PDM: ¿Cuáles son los retos que tienen los nuevos mandatarios con los resultados de este estudio?

 J.M: Abrir los canales de participación juvenil, coger las agendas municipales, departamentales, las voces de los jóvenes y construir un plan de trabajo con ellos, algo que se plasme.

PDM: ¿Cuántos jóvenes de los municipios participaron en el programa?

 J.M: 345 jóvenes, que llevamos trabajando en el municipio de La Macarena y 285 en el municipio de Vista Hermosa, en tres convocatorias distintas. Una que llamamos anuncios de co-creación, otra que llamamos APS que son unos recursos que van directamente a ejecución por colectivos.

PDM: ¿Hay jóvenes que han desistido de este programa?

J.M: Si, nuestra estrategia psicosocial se llama ‘Decido Ser’, no es obligación estar, como sabes no todos encajamos, no todos calzamos lo mismo, a algunos les gusta a otros no les gusta, pero es una decisión, es una oportunidad y aquí el que la ha abarcado va viendo sus resultados.

PDM: Un mensaje final para los jóvenes…

J.M: Que sigamos soñando, seguro todos pasamos por momentos difíciles, complejos, nos sentimos derrotados pero el seguir soñando nos da la oportunidad de seguir buscando opciones, oportunidades y que hay que tomar esas decisiones, hay que agarrarlas y salir adelante con ellas.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales