Masacre de serpientes, el precio de las carreteras colombianas

Investitadores analizaron cómo los niveles de tráfico influyeron en la muerte de serpientes en la vía que conecta Villavicencio con Puerto López, en los Llanos Orientales. Tomado de Tropical Conservation Science

Redacción por: El Espectador

Investigadores colombianos se dieron a la tarea de medir la cantidad de serpientes que mueren en una carretera como la que conecta a Villavicencio con Puerto López.

No es fácil conciliar el desarrollo de infraestructura en Colombia con la protección de su biodiversidad. En el caso de las carreteras y los reptiles el asunto se vuelve dramático. Por sus hábitos y patrones de movilidad, las serpientes son uno de los animales más perjudicados con el trazado de nuevas vías. Así lo demostraron investigadores de la U. de Antioquia, la U. Javeriana y el Instituto Humboldt, al estudiar cómo los niveles de tráfico influyeron en la muerte de serpientes en la vía que conecta Villavicencio con Puerto López, en los Llanos Orientales.

Lea: ‘Brazo técnico’ para proyectos en territorios

Durante 78 días, Monica Rincón, Nicolás Urbina, Sandra Galeano, Brian Bock y Vivian P. Páez contabilizaron, a lo largo de  80 kilómetros de la vía que conecta los dos municipios llaneros, los restos de 92 serpientes individuales, pertenecientes a 28 especies, muertas por colisiones con vehículos.

“Los niveles de tráfico influyeron significativamente en las tasas de muerte de serpientes, mientras que la cobertura de vegetación adyacente, la estacionalidad de la lluvia y la estructura y composición del paisaje no lo hicieron”, apuntaron en su trabajo publicado en la revista Tropical Conservation Science.

Los datos recopilados durante ese experimento sirven de base para nuevas estrategias de conservación. Por ejemplo, recomiendan centrar las medidas de mitigación en los sectores de carreteras con mayor flujo vehicular. Estas medidas incluyen medidas preventivas como la publicación de avisos para conductores y la instalación de radares de velocidad y la realización de programas de educación ambiental para concienciar a los conductores locales.

«Estas medidas podrían ser implementadas por los propietarios de tierras en estas áreas, involucrando así a la comunidad para crear conciencia sobre la importancia de este grupo biológico», anotaron. 

Le puede interesar: Por lluvias aumentó presencia del Caracol Gigante Africano en el Meta

Las carreteras, como se ha documentando en muchos otros trabajos, afectan profundamente la biodiversidad. Por un lado, provocan un aumento en la pérdida y fragmentación del hábitat, degradan la calidad del hábitat adyacente a la carretera, desatan cambios en la composición y estructura de las comunidades debido a la colonización por invasores y generan un aumento en la mortalidad de especies.

“En el caso de los reptiles, las consecuencias de los efectos de las carreteras van desde el aumento de la mortalidad por muertes en la carretera, la interrupción del flujo de genes entre las poblaciones, la alteración de los patrones de dispersión y los cambios regionales en la composición de las especies”, señalaron los investigadores.

En Colombia hay aproximadamente 319 especies de serpientes. A nivel nacional, 10 especies de serpientes tienen algún nivel de riesgo de extinción y una de las principales amenazas para estas especies es la mortalidad asociada con las carreteras, así como la degradación y pérdida de hábitat.

Publicidad