domingo, 21 de abril de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

Mensajes equivocados | Editorial


Mensajes equivocados | Editorial 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

A la percepción de inseguridad “cotidiana” que se respira en Villavicencio se suman ahora los acontecimientos ocurridos en los últimos días en otros municipios, que están expandiendo esa sensación generalizada de zozobra que hace muchos años no tenía la región.

El asesinato el miércoles de una persona a sangre fría, a plena luz del día y a pocos metros de la Gobernación del Meta, en uno de los sectores con más presencia de la Policía en Villavicencio, indica que los delincuentes han perdido el temor a enfrentarse con las autoridades con tal de cometer su fatal objetivo.

Ese mismo día ocurrió un tiroteo en la vía más importante de Acacías; pero hace un par de semanas fueron las personas que aparecieron asesinadas en Puerto Lleras y desde hace meses otros crímenes que parecen aislados pero que son indicadores de que podríamos estar volviendo a tiempos que considerábamos ya olvidados.

Lea: Orinoquia: menos carreta | Opinión

La sensación de retroceso se explica en fenómenos como la extorsión que hacía 15 años no ocurría con las dinámicas de los últimos dos años. Este delito es el pan de cada día pero ahora ya no solo para comerciantes y ganaderos, sino incluso vendedores informales en especial de la región del Ariari. Lecheros, pescadores y hasta los que venden empanadas en la calle les toca dar cuota para los grupos ilegales.

El Clan del Golfo, Nueva Marquetalia, Los Puntilleros más las disidencias de las Farc son bandas que continúan sembrando el miedo en el Meta. 

Aunque el esfuerzo de las autoridades con la campaña ‘Yo no pago, yo denuncio’, permitió incorporar más de 300 hombres de los grupos Gaula que se han dedicado exclusivamente a combatir la extorsión, persisten los secuestros de estas bandas. 

Le interesa: Nos falta energía | Editorial 

Según cifras de los grupos Gaula Militar y de Policía, en lo corrido de este año se han recibido 470 denuncias por extorsión y logrado 260 capturas por este delito, lo que refleja que acudir a las autoridades sigue siendo la salida más clara.

Ante esto, los mensajes de cese multilateral al fuego anunciado por el presidente Gustavo Petro, así como los posibles beneficios a criminales “arrepentidos”, se convierten en mensajes equivocados para la sociedad, que sigue creyendo en que tienen más beneficios los que se han dedicado a una vida criminal, que aquellos que estudian y trabajan.

Al ofrecer dichas garantías, como las anunciadas por Petro, es como decirle al niño en el supermercado que entre más llore, más cosas le van a comprar. La lógica criminal diría que entre más daño cause a la población, más garantías tendrá a la hora de sentarse a negociar con el Gobierno, minando de paso la moral de las tropas y de la Policía.

Mensajes equivocados que invitan al retroceso.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales