viernes, 19 de julio de 2024
Particulares Pico y placa Viernes 7 y 8

Nos falta energía | Editorial


Nos falta energía | Editorial 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Aunque la región pudo darse cuenta de la gravedad del asunto solo al final de la protesta en Ubalá, los cierto fue que estuvimos abocados a un apagón generalizado en Meta, Guaviare y parte de Cundinamarca.

La crisis en la Hidroeléctrica del Guavio estuvo a punto de generar un desabastecimiento de energía en esta región, con unas consecuencias inimaginables para el Meta cuya economía ha soportado cierres de la vía al Llano, pandemias, paros nacionales y recesión.

Y no se trata de generar alarmas caprichosamente, pues bajo criterios técnicos se puede establecer que cuando se produce un apagón no programado como el que se advertía en el Guavio, la pérdida de confiabilidad es inminente. 

También lea: Otra vez la paz | Editorial

Si bien la manifestación de los campesinos que reclamaban vías para su municipio pudo solucionarse y abrir los accesos a las plantas de mantenimiento de la hidroeléctrica, se evidenció cómo nuestra región es tan susceptible a las variables del Sistema de Interconexión Nacional.

En esta edición explicamos, con expertos, las consecuencias si los bloqueos se hubieran extendido una semana más y las necesidades de, primero, pensar en energías alternativas para usos domésticos y ahorrar el consumo en los sectores industriales o comerciales.

Sin embargo, superada esa crisis, para Meta y Guaviare hay un factor adicional: la EMSA, nuestra empresa distribuidora de energía, pasa por momentos difíciles en materia de confiabilidad, debido a los constantes cortes de energía y la vulnerabilidad que demuestran sus redes de distribución en invierno, verano o con vendavales.

A pesar del anuncio de mantenimientos constantes y la modernización de las redes, lo cierto es que hay un malestar generalizado entre sus usuarios, justamente por la escasa confianza que inspira el sistema de distribución y la distancia que la entidad ha tomado con la región.

Le sugerimos leer: Incómoda realidad | Editorial

Pero la crisis energética que puede poner en aprietos al Meta y a su economía no para ahí. Al cierre de esta edición se supo que “desde el 8 de octubre hasta el 20 de octubre, Ecopetrol realizará un mantenimiento en su planta de gas Cusiana, lo que podría generar restricciones en las entregas de este servicio en los departamentos del Meta y Cundinamarca y el municipio de San José del Guaviare”.

Aunque se espera un plan de contingencia, los 12 días de interrupción podrían afectar no solo a los hogares sino a industrias y empresas que derivan sus actividades productivas del uso del gas natural.

Sin energía, ni gas en el Meta y, en el caso de Villavicencio, también sin agua, esperamos que la reactivación económica no se interrumpa, como pasa con los principales servicios públicos.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales