‘Meta es vital para el Banco Agrario’: Francisco Mejía Sendoya

El presidente del Banco Agrario dice que guarda afecto especial por el Meta, debido a las experiencias que de niño tuvo en esta región.

El ejecutivo asegura que continuará investigando e implementando todas las medidas para prevenir hechos de corrupción y fraude, en los que ni el Meta se salva.

El 28 de junio, el Banco Agrario cumplirá 20 años de vida institucional, luego de una turbulenta época en la que, cuando era Caja Agraria, se convirtió en caja menor de la guerrilla que permanentemente atacaba sus sedes en todo el país y la saqueaba a sangre y fuego.

Hoy, siendo igual de importante para impulsar proyectos de los productores del campo, el enemigo que amenaza a la entidad financiera es diferente pero igual o más peligroso: la corrupción. De hecho, el Meta aparece ya referenciada con un caso de créditos fraudulentos en Castilla La Nueva. 

Periódico del Meta (PDM) dialogó con Francisco Mejía Sendoya (F.M.), presidente del Banco Agrario, ingeniero agrónomo de la Universidad del Tolima y master en finanzas de la Universidad de Louisiana, para consultarle qué están haciendo para combatir a este enemigo y en especial  porqué nuestro departamento aparece como una de las regiones con más alta cartera morosa con esa entidad.

 PDM: Usted entró declarándole la guerra al fraude…

F.M.: Sí. Es necesario erradicar ese mal. Las denuncias instauradas ante la Fiscalía General en marzo fueron por un valor de $5.414 millones y este mes se hicieron nuevas denuncias por ilícitos que suman $2.335 millones en oficinas de Casanare y Meta, entre otras.

PDM: ¿Cómo se dieron cuenta?

F.M.: Lo que detectamos es que hay unos índices de cartera vencida demasiado altos y muchos créditos que se quedaban vencidos en la primera cuota. Esto es una alerta de fraude y por eso conformamos un equipo especializado con un software de análisis de datos para hacer auditorías más focalizadas. El resultado de ese esfuerzo son las denuncias presentadas.  

PDM: ¿Qué hay detrás de estos fraudes contra el Banco?

F.M.: El patrón que hemos encontrado en varios departamentos incluido el Meta es que personas algunas veces confabuladas con funcionarios del banco venían presentando créditos con información y documentación falsas, en especial el certificado de sana posesión, que se entrega cuando los campesinos no tienen títulos legales de predios. También falsificaban el proyecto productivo. Hubo fallas en el monitoreo de control, desembolsaban los créditos y  luego el banco no os podía recuperar.

PDM: ¿Puede que desde dentro estén defraudando al Banco Agrario?

F.M.: No podría asegurar eso. La Fiscalía General será la que establezca esas culpabilidades pero podemos decir que es importante reiterar que en el Gobierno del presidente Duque, el que la hace la paga, y por eso no cesaremos en nuestro empeño de investigar, denunciar y poner al descubierto a las organizaciones delictivas que involucran tanto a personal de la entidad, como a personas externas a la misma, que vienen cometiendo fraudes.

PDM: Por años el Banco era para pagar cuotas burocráticas…

F.M.: En algunas regionales del país la entidad había sido penetrada por el clientelismo y eso le pasó factura al desempeño. Sin embargo ahora ha retomado su importancia y hace presencia donde la banca privada no atiende. Desde agosto hemos hecho del banco una entidad más ágil y con procesos de selección impecables. Aquí las recomendaciones políticas no importan sino la calidad del servicio.

PDM: ¿Qué medidas hay para frenar el fraude?

F.M.: Hemos establecido monitoreos de la cartera vencida; cada oficina debe dar un informe del comportamiento financiero y del conocimiento del cliente. Ya no se atenderán tramitadores sino que será la persona interesada en el crédito la que nos visite en el Banco y nosotros iremos a la finca previamente.

PDM: ¿Cuáles fueron los casos de fraude en Meta y Casanare?

F.M.: En Castilla La Nueva (Meta) se detectaron irregularidades en un crédito por una supuesta falsedad en documento público (certificado de libertad). El saldo comprometido en este posible ilícito es de $300 millones 500.000 pesos. El siguiente caso involucra a la oficina de Pore (Casanare) con un ilícito por $75 millones.

PDM: ¿Podría haber más situaciones en el Meta?

F.M.: Seguimos investigando. No podemos asegurar que no haya más casos, es posible que haya, pero el objetivo es proteger los recursos que son para el campo.

PDM: ¿Cómo está el Meta en deudas con el Banco Agrario?

F.M.: La cartera del Meta al cierre de marzo pasado se ubicó en $394.716 millones entre 34.783 obligaciones. De esta cartera $317.314 millones están concentrados en el sector agropecuario.

PDM: ¿Cuál es el Índice de Cartera Vencida (ICV) en este departamento?

F.M.: Está muy por encima del promedio nacional. Mientras el ICV del Banco es del 8%, el departamento del Meta es del 16,3%. Tienen 4.038 obligaciones vencidas por valor de $64.449 millones.

PDM: ¿Por qué tanta cartera vencida?

F.M.: Hay un fenómeno que se ha presentado y es que algunos falsos líderes les han dicho a los campesinos que no paguen sus créditos al Banco Agrario y  les hacen un gran daño. Por ley nosotros no podemos condonar deudas, así que como cualquier banco, quien no pague, es reportado a las centrales de riesgos y corren los riesgos jurídicos. El mensaje es, no les crean a los falsos representantes campesinos que invitan a no pagar.

PDM: ¿Cuál es la presencia que tiene el Banco Agrario en el Meta?

F.M.: Tenemos 24 oficinas, 64 corresponsales,  42 cajeros automáticos y 5 oficinas extendidas bajo el modelo BAC más cerca en donde los clientes encontrarán asesoraría para los productores, microempresarios y personas naturales.

PDM: ¿Cuántos desembolso han hecho en este departamento?

F.M.: Entre enero y marzo desembolsamos $30.330 millones, de los cuales $21.321 millones corresponden al sector agropecuario.

PDM: Pero con esa cartera, ¿seguirán prestando fácil en el Meta?

F.M.: Debo decirle que el Meta es de vital importancia para el Banco Agrario. Aquí financiamos desde grandes empresas productivas como La Fazenda, que es una joya en la generación de empleo en la región, hasta los pequeños campesinos del Ariari que siembran plátano a los arroceros y ganaderos. Además es un departamento que en lo personal aprecio mucho.

PDM: ¿Conoce el Meta?

F.M.: Por supuesto. En el Meta pasé momentos inolvidables de mi niñez navegando el río Meta, pescando y paseando el Llano. He pasado noches en las playas del Manacacías.

Publicidad