Meta tendrá mejor energía

Millonaria inversión permitirá llevar la primera línea de transmisión de energía nacional al Meta y a los Llanos Orientales. El proyecto reforzará el sistema eléctrico de la región.

Según cifras de la Electrificadora del Meta  (EMSA), en 2017 se presentó un aumento del 7,56% en la demanda del servicio frente al 2016. Dicho incremento fue superior al crecimiento nacional en los nueve primeros meses del año pasado, siendo mayo de 2017 el mes que registró la máxima demanda, con 11,35%.

La demanda de energía está relacionada con un crecimiento económico y de la industria, por lo que siempre es un buen indicador su incremento. 

Sin embargo, los usuarios y las empresas apostadas en el departamento deben enfrentar permanentes cortes en el suministro del servicio. Durante el 2014 se registraron 43 interrupciones, es decir, aproximadamente un corte de 40 minutos cada ocho días, según EMSA. Si bien en 2017 el número de a interrupciones en el servicio disminuyó a 22, es necesario fortalecer la red para atender la creciente demanda.

Previendo esta situación en el Meta y teniendo en cuenta que los Llanos Orientales de proyecta como una de las de mayor crecimiento económico, el Gobierno Nacional, a través de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), inició el refuerzo de las líneas de transmisión de energía con proyectos que permitan atender a las industrias, comercios y viviendas de los municipios de la región.

Uno de estos proyectos de transmisión que podría suplir las necesidades de los Llanos Orientales es el que conectará la subestación La Reforma, en Villavicencio, y la subestación San Fernando, en Castilla La Nueva. Este proyecto fue adjudicado al Grupo Energía Bogotá (GEB) y su trazado pasará por el municipio de Acacías y permitirá disminuir los apagones que se generan por las sobrecargas del sistema eléctrico en el Meta.

Este es un proyecto muy importante para los habitantes del Meta y en general para el desarrollo de la región. Será la primera línea de transmisión de energía nacional que llegará a los Llanos orientales y el primer contacto de la red nacional con esta región que necesita estar conectada con todas las fuentes de generación de energía para expandir las redes hacia todo el territorio”, sostuvo John Jairo Velásquez, gerente del proyecto San Fernando.

El proyecto

La Reforma-San Fernando tendrá 35 kilómetros y alrededor de 78 torres de energía distribuidas en 17 veredas de los municipios de Villavicencio, Acacías y Castilla La Nueva. Para definir el trazado, el Grupo Energía Bogotá diseñó cuatro rutas y envió dos opciones a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) para que esa entidad las estudie y elija la que menor impacto social y ambiental represente para el área de influencia del proyecto. La autoridad ambiental ya recibió del GEB el estudio de impacto ambiental, los estudios de especies forestales en veda regional y nacional y la prospección y rescate arqueológico.

Velasquez destacó el compromiso del GEB con el medio ambiente al señalar que en el trazado del proyecto no se van a generar impactos en nacimientos de agua y que no interviene ni afecta ecosistemas sensibles y áreas naturales protegidas.

La presidente del GEB, Astrid Álvarez, sostiene por su parte, que este proyecto no solo brindará mayor seguridad y confiabilidad en el suministro de energía a los Llanos Orientales sino que permitirá llevar progreso a una región que tiene grandes perspectivas de desarrollo  y donde el grupo empresarial seguirá participando activamente con nuevas iniciativas.

Para poner en conocimiento a la comunidad acerca de los detalles de esta línea de transmisión el próximo mes de febrero, en Acacías, se realizará la reunión informativa y la Audiencia Pública, que estará presidida por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA).

Los Estudios de Impacto Ambiental del proyecto están siendo analizados por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) para garantizar el menor impacto en las 17 veredas y 3 municipios por los cuales pasarán las redes. Estos estudios están disponibles para consulta en las personerías y oficias de las autoridades locales, además del sitio web grupoenergiabogota.com.

Un servicio más seguro y confiable

Actualmente el departamento del Meta cuenta con un sistema de distribución de energía de 110 kilovoltios, que está por debajo de las necesidades. La Reforma – San Fernando tendrá capacidad de 230 kV, y contribuirá a mejorar la calidad del servicio al aumentar la capacidad de energía.

La entrada en funcionamiento de este nuevo canal de transmisión de energía es como si a una carretera de una sola calzada le construyéramos al lado una doble calzada adicional. Pero también permitirá que el departamento se conecte a la red nacional de transmisión de energía, lo que hará posible que la generación de energía de otras regiones del país llegue al Meta para suplir la demanda por el crecimiento económico de la región”, indicó John Jairo Velásquez, gerente del proyecto.

Una de las principales causas del aumento de la demanda de energía se debe a que la población y las empresas en el Meta han aumentado de forma considerable en los últimos años. Según el Dane, desde el censo del 2005 hasta el 2017 el Meta aumentó su población en un 27,4%. En cuanto al sector empresarial, la Cámara de Comercio de Villavicencio reportó la creación de 11.050 empresas solo en 2017.

Los municipios que más crecieron en población porcentualmente fueron San Carlos de Guaroa (55,9%), Castilla la Nueva (44,2%), La Macarena (43,9%), Puerto Concordia (37,8%),  Mapiripán (36,7%), Uribe (35,6%), Villavicencio (33,07%) y Acacías (32,8%), lo que representa una mayor necesidad de servicios públicos, entre esto la electricidad.

Según la Unidad de Planificación Minero Energética (UPME), la cobertura eléctrica rural en el departamento del Meta para el año 2016 fue de apenas el 59,65%, es decir, 28,16 puntos porcentuales por debajo del promedio nacional, que se ubicó en 87,81%, razón por la cual se hace indispensable aumentar el suministro a través del refuerzo del sistema eléctrico de la región.