martes, 27 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Martes 1 y 2

Negación | Opinión


Negación | Opinión 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Negación | Opinión 2

Por Rafael H. Salamanca / Psiquiatra

Steve Pinker, el psicólogo de Harvard, no afirma nada nuevo al recordarnos que en el hombre prima lo irracional. Lo hemos sabido siempre, mas, como hijos de Dios, pretendemos no serlo. Y cuando una realidad nos aterra no la aceptamos, para aplazar el dolor.  Es el mecanismo psicológico de la negación.

Al elegir a un hábil con pasado sociopático, que la embaucó con embriagado verbo, Colombia cometió el error monumental e irreversible de su historia, y ahora cuando la negra realidad asoma sus colmillos de lobo, las gentes dicen con mirada bovina: “esperemos a ver qué pasa”.

Algunos están arrepentidos. Otros aterrados. Reputados analistas no entienden la lógica del gobierno, no conciben su propósito perverso. Lo niegan. Otros resuelven que si no “puedes vencer al enemigo te unes a él”. Nuestro Congreso lo hace con desvergüenza.

Avanza el libreto totalitario que llevará a Colombia a la ruina, pero si alguien, por deber patriótico lo advierte, le encajan el cliché de simplista, fatalista o uribista. Niegan la evidencia. En los primeros cien días las bases de la destrucción del país han sido anunciadas y sembradas. Hoy somos todos más pobres.

Luego de la debacle social y económica vendrá el lanzamiento de la dinastía. Se habla ya de la alegre primera dama como sucesora. O de Francia coronada de oro. Esponjada de superioridad moral y con plumones de ganso, a la izquierda qué le importa que el cambio no case con su ficción del paraíso socialista. El pueblo pauperizado (“o si no se vuelve de derecha”) contemplará atónito la nueva realeza: ¿Le suenan Castro, Chávez, Kirchner, Maduro? ¿No lo cree?

Como las marchas no sirven, con la delincuencia en el poder, con políticos, periodistas y jueces vendidos, y con las fuerzas armadas castradas al servicio de la tiranía, arreciará la violencia y la sociedad degradada colapsará. No es pesimismo. Es la dolorosa realidad, no la fácil negación. Los venezolanos también decían: “No, vaaale, no lo creo”.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales