jueves, 29 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

Néider, la historia de un abrazo


Néider, la historia de un abrazo 1
JM
Jhon Moreno

COMPARTE

Con el número 21 en su camiseta, este juvenil de Llaneros se ha convertido en un ejemplo para los jugadores de barrio que luchan por llegar a triunfar en el deporte.

Transcurría el minuto tres de los cuatro que había añadido el árbitro del partido. A Néider Ospina le hicieron falta dentro del área, pitan tiro penalti y de inmediato comprendió, ahí tirado en el césped, que la responsabilidad de cobrarlo recaería sobre él.

A sus 20 años, es una de las figuras de Llaneros F.C. y marcó goles decisivos que pusieron a soñar a los hinchas con la posibilidad de ascender en el fútbol profesional. Aunque ahora vive con su mamá y su abuelo en el barrio Pinilla, se crió en Ciudad Porfía de Villavicencio.

Empezó a jugar fútbol a los siete años en el Club Semillano porque su padre lo llevó y, por sus condiciones, llamó la atención del técnico Jhon ‘Coco’ Ramírez. A los 13 años llegó al equipo de La Tribu y de ahí pasó a Indios, donde salen subcampeones, lo que le da el boleto para irse a la cantera de Independiente Medellín, por tres años.

Nació el 27 de enero del 2003 y, desde sus 15 años, todo parece suceder muy rápido para Néider. Entre partidos, entrenamientos y concentraciones, a veces le queda tiempo para regresar a Porfía a visitar amigos y un primo, comer, tomar algo, jugar Play Station y volver a la disciplina que le impone el fútbol.

Lea: La hinchada: el jugador número 12 de Llaneros F.C

Estudié en el colegio Luis Carlos Galán. Recuerdo al profesor Merchán, que nos dictaba democracia y le gustaba mucho al fútbol; también al profesor Nelson, de sociales, y apoyaba el deporte; el de física. La coordinadora me ha invitado para visitarlos pero por el tiempo no he podido”, dice el delantero.

Todo esto es apenas el comienzo de un joven que tiene buenas perspectivas para llegar a ser un gran jugador.

Ahorita me gusta vivir el día a día; disfruto los bonitos momentos que da el fútbol, pero en cinco años me visualizo estando en otro equipo grande, buscando lo mejor, resaltando en la ciudad o país que llegue. Tengan por seguro que siempre voy a dar lo mejor”, dice con ese tono de timidez que aún guarda Néider.

Pero en estos días en que recibe abrazos de sus compañeros al marcar goles, de los aficionados para tomarse fotos, de su familia cada vez que llega a la casa, hay un abrazo en especial que sigue extrañando…

Néider, la historia de un abrazo 2
Néider, con su abuela Carmen Elisa.

Claro, el que más añoro es el de mi abuela. Ese era el de la motivación siempre al salir de la casa. Me echaba la bendición y me decía ‘Dios me lo bendiga y espero mis dos goles’. Ahora, cada vez que salgo de la casa, volteo nuevamente si tal vez la vuelvo a ver”, recuerda el jugador mientras brotan lágrimas de sus ojos.

La señora Carmen Elisa murió el pasado 21 de abril y Néider dice que de ella aprendió el amor y la fraternidad hacia los demás pues “cada vez que llegaba alguien a la casa, lo trataba como si fuera de la familia, como si fuera un hijo. Si había comida para 2 y llegaban ocho, resolvía pero todos comíamos”.

Mi abuela fue el impulso que me dio cuando no tenía fuerzas. Salgo en cada partido a jugar por ella y dedicarle los goles a ella, allá en el cielo”, habla mientras mira en el horizonte la cancha del estadio Bello Horizonte.

Fue a ella a la primera persona que tuvo en mente cuando se paró frente a la pelota para cobrar el penalti, ante Fortaleza, el 4 de junio. Aquel partido que Llaneros debía ganar si quería tener aspiraciones de llegar a la final. Iban 0-0 y si marcaba, ese sería hasta ese momento, el gol más importante de su carrera.

Minuto 96. Tomó impulso, no miró al arquero rival, pateó con pierna izquierda y todos corrieron a abrazarlo, pero el abrazo que más extrañó fue el de Carmen Elisa.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


JM
Jhon Moreno

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales