No creen en la recuperación de enfermos de covid-19 en Villavicencio

La cárcel de Villavicencio fue uno de los principales centros de contagio del país.

El anuncio del gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, sobre la recuperación en el departamento de 895 personas que habían sido diagnosticadas con covid -19, produjo satisfacción entre las autoridades regionales, que vieron de manera positiva la forma en que la región ha afrontado la pandemia.

La cifra corresponde al 92 por ciento de la totalidad de los casos registrados en el Meta: “la noticia nos llena de entusiasmo y nos comunicamos con la directora del Instituto Nacional de Salud para verificar el dato. Hoy debemos hacer una búsqueda activa de otros casos. No bajemos la guardia, ni nos echemos con las petacas. Esto no se celebra con fiestas, ni saliendo a la calle, sino teniendo mejor comportamiento”, dijo Zuluaga en su anuncio del pasado miércoles en redes sociales.

Aunque oficialmente no existe confirmación mediante comunicado del Ministerio de Salud o del Instituto Nacional de Salud en donde se verifique esta recuperación, se dio como un hecho en varios medios nacionales  “haber superado la emergencia sanitaria en la cárcel de Villavicencio”, lo que disminuyó el número de casos activos en la capital y el departamento.

Este domingo, el columnista de El Tiempo, Mauricio Vargas, calificó de “emblemático” el caso del Meta, mientras que el director ejecutivo  de la Federación Nacional de Departamentos, Carlos Camargo,  en la Revista Dinero, dijo que “el 94%, de los 938 pacientes tratados hasta ahora, ya se recuperaron, según lo certifica el Instituto Nacional de Salud” y calificó al Meta como “un modelo digno de imitación”.

Sin embargo ya ha habido varias voces que no están tan convencidas de que esa recuperación sea real y que más allá de las cifras, en la práctica el virus podría estar comportándose de manera diferente.   

Una de esas voces disonantes fue la del alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, quien indicó en entrevista a la emisora Blu Radio que “lo que está diciendo el Instituto Nacional de Salud es que están sanos. No hay segunda prueba que corrobore que sí lo están”.

Agregó que “no hay una sola prueba que certifique que uno de ellos (los presos de la cárcel) se recuperó”, dijo el alcalde, al tiempo que instó al INS a hacer segundas pruebas para verificar la situación de contagio en la cárcel.

Estas son las diferencias en cinco días, de las cifras de recuperados y reportados contagiados en el Meta, según la Gobernación.

También el dragoneante del Inpec, Jhoan Stiven Alarcón, presidente del Sindicato de Trabajadores Penitenciarios y Carcelarios (Sintrapecun), manifestó que el problema de contagio aún persiste, pese a lo que dicen las autoridades regionales.

“Están dando por curados los privados de la libertad sin practicarles  una segunda prueba de covid-19. Tenemos la certeza de que los dirigentes de la región vieron en el Inpec un lavadero de manos y una válvula de escape ante cualquier señalamiento de la opinión pública (…) se invita a l Gobernador a que respete y no desconozca la labor del Inpec”, dijo Alarcón.

De otra parte, un grupo de presos del Patio Colombia del Centro Penitenciario de Villavicencio en un video de redes sociales, también salió a desmentir al gobernador y a la Ministra de Justicia, quien  denunció que hacen falta 180 internos aún por practicarles pruebas de coronavirus.

Lea también: ¿Por qué no se concretó la construcción de nueva cárcel para Villavicencio?

“No nos han hecho tampoco las segundas pruebas ni nos han aislado realmente debido al confinamiento existente que impide garantías de habitabilidad. Desmentimos lo que dice el Gobernador y lo que dicen los medios de comunicación cuando no se ha hecho un barrido sanitario”, dijo uno de los presos quien se identificó como representante de Derechos Humanos de la cárcel.

Ante la pregunta de la razón por la cual el Ministerio de Salud no ha salido a confirmar de manera oficial el nivel de recuperados en el Meta, una fuente de esa cartera le dijo a periodicodelmeta.com que “debe haber dos períodos de 14 días sin casos positivos para determinar si están o no con la enfermedad. Por eso hay que determinar si en los últimos 28  días no han reportado casos positivos”.

A esto se suma que una circular de la Secretaría de Salud del Meta en la cual el 28 de abril pasado notificó a los municipios que no se harían segundas pruebas para determinar recuperado a un enfermo.

“Por directrices nacionales, a partir de la fecha no se tomarán segundas muestras de los casos positivos, se garantizará el aislamiento por 21 días y terminados estos 21 días se clasificará el paciente como curado”, reza la circular de la Secretaría de Salud del Meta.

Con todo, aún no hay pruebas científicas que certifiquen la curación real de las 895 personas en el Meta.