jueves, 25 de abril de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

Pequeñas grandes cosas | Opinión


Pequeñas grandes cosas | Opinión 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Pequeñas grandes cosas | Opinión 2

Por Sara Lorena Echeverry / Estudiante universitaria

Esta semana me monté a un taxi muy viejo. La verdad no tengo problema con eso, aunque me hizo recordar a un compañero de la universidad que era selectivo: no se hubiera montado, le hubiera dicho al señor que gracias.

Pensé en eso porque no hubiera sido capaz de decirle no al señor, que desde el principio se veía superquerido. Además, que me hubiera perdido de esta historia.

Me monté, me saludó, lo saludé, le dije a dónde íbamos y empezamos a conversar. Le hice la pregunta que le hago a casi a todos los taxistas últimamente, obvio si el señor del frente está en tono de charla: y usted cuánto lleva siendo taxista. Me dijo que 17 años. Imagínese, siguió él, que con este taxi he pagado la casa, ya solo me faltan 14 meses. Ya lo cuento porque estoy feliz. Y todo con este taxi, que está viejito, pero me ha servido mucho. Primero fue de mi papá, y ahora es mío. 

Mire, me dijo, yo no tengo aire acondicionado, pero tengo Fabuloso –estoy casi segura de que estaba entre Fabuloso y Sanpic—que no me deja empañar los vidrios.

Me contó de la esposa que tiene una enfermedad hace más de 12 años, que después de la pandemia le dio un cáncer y él la cuidó como ella, está seguro, lo hubiese cuidado a él. Si le contara, me decía cuando iba a empezar una nueva historia, y me contaba. Tienen un hijo que ya este año termina su carrera que como mala chismosa ya olvidé el nombre, pero era en finanzas o en contabilidad, y todo, dijo, con este carrito. Por supuesto le pregunté también y gato había en esa casa. Y lo que le falta, me dijo al final, porque él apenas pasó los 50 años, así que la jubilación está lejos.

Llevo pensando en esta historia desde el lunes que me monté en el taxi: había tanto amor en ese señor, en esa historia, en ese carro amarillo. Se me hizo que ustedes también merecían sonreír porque a alguien le pasara algo tan bonito como terminar de pagar la casa, que la esposa se aliviara y el hijo esté próximo a graduarse.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales