Poco whisky, juguetes e importados para diciembre, advierte Analdex

La crisis de contenedores se originó por el confinamiento de la pandemia.

Si estaba preocupado porque la cerveza está escasa o más cara que de costumbre, no piense que ahí terminan las privaciones de la época.

Lea también: Villavicencio, frenada en Índice de Competitividad 2021, según estudio

Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), advirtió que la ‘Crisis de Contenedores‘, provocada por el confinamiento de la pandemia el año pasado,  ha llevado a una lenta recuperación de las importaciones de muchos productos, entre ellos,

De acuerdo al dirigente gremial el rezago en los contenedores a Colombia se debe a los cierres de puertos en China y Europa por cuenta de la pandemia de la Covid-19, lo que ha generado una escasez de materia prima como la cebada en el caso de la cerveza, el plástico para juguetes y otros productos y el whisky importado, entre otros elementos.

Beatriz Elena Jaramillo, directora ejecutiva de la Cámara de Industrias Asociadas de Bebidas Alcohólicas (CABA), explicó además que en el caso de los licores el “incremento de los costos de fletes marítimos, terrestres y las dificultades para importar, dada la escasez de contenedores y los puertos están copados en su capacidad”.

“Se espera que va a haber desabastecimiento de insumos en América Latina no solo en diciembre de este año, también para todo el 2022. Esta situación implica en el caso de las empresas nacionales mayores esfuerzos para aprovisionar la materia prima necesaria asumiendo mayores costos tanto en tarifa como en tasa de cambio”, sostuvo la dirigente de CABA al portal especializado en economía Bloomberg Línea.

El retorno, a media máquina en muchos lugares del mundo, ha llevado a una lenta recuperación de las importaciones provenientes de China, Europa y Estados Unidos. 

Según Díaz, en el caso de Colombia “lo hemos sentido en las exportaciones de café y azúcar que salen por Buenaventura, pues no hay los suficientes contenedores. Los hemos tenido que enviar por el Caribe lo que aumenta los costos logísticos”.

Recordó que el país importa la mayoría de materias primas para la producción, “como el trigo para el pan, el maíz amarillo para producir alimentos para aves y cerdos, materias primas para el aparato productivo nacional, el papel ha subido de precio a nivel mundial al igual que el vidrio”.

¿Qué es la crisis de contenedores?

No es que físicamente no existan contenedores. Sí los hay y muchos, pero no donde deberían estar debido a que los confinamientos por la pandemia afectó el flujo normal de carga y transporte en los puertos marítimos en el mundo entero.

Puede leer: ‘Pandemia no es excusa para la competitividad’

China, que tiene 8 de los 10 puertos más activos del mundo, ha tenido que decretar varias veces confinamiento para controlar la pandemia, por lo que aun trabaja a media marcha en materia de comercio, haciendo que ese flujo de contenedores no se reactive, provocando una reacción en cadena.

Las empresas de comercio más grandes del mundo, que no quieren someterse a los altos fletes que tienen las compañías marítimas, han contratado sus propios barcos, haciendo que el tráfico aumente en los mares y haya «trancón» en puertos y rutas.

¿Cómo afecta su bolsillo?

Muchos de los productos que consumimos son importados: desde alimentos necesarios, hasta computadores, automóviles o repuestos. En septiembre del 2020 un flete de China a Estados Unidos costaba cerca de 4.000 dólares, hoy, un año después, vale 20.000 dólares.

Cerca del 80% de productos se transportan de manera marítima.  

Esa diferencia de precios la estamos pagando ustedes y nosotros en todos los productos y con la época navideña tan cerca, muchos expertos vaticinan que no se podrá surtir la demanda, mientras que en América Latina algunas empresas pequeñas no aguantarán esta nueva crisis y cerrarán.