jueves, 29 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

Policías infiltrados buscan contrarrestar el delito


Policías infiltrados buscan contrarrestar el delito 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Por / Catalina Gallego 

Con el objetivo de reducir delitos como los hurtos y microtráfico en Villavicencio, la Policía Metropolitana, a través de la Seccional de Inteligencia, ha intensificado las operaciones con la presencia de más de 100 policías encubiertos en los medios de transporte público, en el centro y parques principales de la ciudad.

“Se evidenció que una de las mejores estrategias sería infiltrar personal no uniformado en las zonas de peligro para conocer el modus operandi, los recorridos e información de actores criminales, y así consolidar un proceso judicial mucho más amplio, sólido y que ofrezca los resultados esperados”, aseguró a Periódico del Meta uno de los policías infiltrados.

Las zonas son seleccionadas dependiendo de la ocurrencia de los delitos. Las unidades deben ubicarse en los lugares donde los actores delincuenciales tienen mayor acción y posteriormente deberán recolectar información suministrada por la comunidad y por las denuncias interpuestas por las víctimas, las cuales dan soporte al proceso judicial.

Gracias al despliegue de este servicio de inteligencia, la Mevil reportó resultados como la captura de actores delincuenciales reconocidos en el mundo del microtráfico como ‘Muelas’, ‘Robin’ y ‘Malecho’ en Ciudad Porfía; así como ‘Veneco’ en el sector del Dique y ‘Erick’ en Uniportales.

“Lo que buscamos con las operaciones de inteligencia es que los actores criminales pierdan fuerza delictiva y pierdan zonas de control, pero en ocasiones no todos los actores delincuenciales son dados con medidas de aseguramiento. También sucede que en los sectores que están permeados o marcados por el delito, nuevos actores retoman la actividad y nosotros debemos iniciar nuevamente los procesos”, explicó el oficial de Inteligencia.

El coronel Ricardo Sánchez Silvestre, comandante de la Policía Metropolitana de Villavicencio indicó que “el trabajo de inteligencia, articulado con investigación criminal y del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes se han materializado 70 diligencias de registro y allanamiento, logrando capturar a más 110 actores delincuenciales que promueven el expendio de drogas ilícitas y más de 200 dedicados al hurto en sus diferentes modalidades”.

Los riesgos que corren los agentes infiltrados son amplios, ya que deben estar en zonas de consumo de sustancias alucinógenas, de hurto y demás delitos. Además, deben estar precavidos por su condición de incógnito durante las operaciones, es decir, pasar como personas del común, teniendo en cuenta las características especiales dependiendo de la zona.

De manera que, para brindarles seguridad a los mismos uniformados existe un grupo de contrainteligencia que se encarga de evaluar e identificar a los policías infiltrados que no están realizando correctamente sus actividades y que los exponen a ellos mismos y a la operación.

“Desde que se haga una buena planeación de las operaciones y los funcionarios logren una caracterización, es decir, asumir las diferentes identidades o funciones en una operación, con el fin de encajar en los entornos, se garantiza la seguridad de la Policía de Inteligencia”, detalló el sargento.

Añadió que: “esto se complementa con la disciplina y profesionalismo que debemos tener para no caer y dar información sobre temas laborales en entornos familiares o de amigos; otro aspecto importante es tener un círculo social y familiar adecuado”.

Los funcionarios de inteligencia, además de contar con formación y una hoja de vida intachable, también deben tener vocación para que sus funciones sean llevadas a cabo correctamente. A medida que se realizan las operaciones, los policías efectúan retroalimentaciones constantes.

“Debemos tener una reserva total de los temas que conocemos y recolectamos; nos realizan constantemente pruebas de poligrafía para conocer los desempeños y alertar sobre temas que puedan afectar las proyecciones y operaciones. En cuanto a la formación, recibimos capacitaciones y asimismo vamos haciendo retroalimentaciones de las operaciones porque el delito y el crimen también se van transformando”, indicó.

Igualmente, el sargento señaló que “la carrera policial requiere de sacrificios totales de tiempo, espacio, familiares y personales. Necesitamos estar alejados de nuestro núcleo familiar porque las operaciones conllevan procesos judiciales que demoran mucho tiempo. La ausencia familiar es el principal sacrificio que tenemos que hacer”.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales