Por desnutrición, reubican 51 niños indígenas en hogares del ICBF

Bajo protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar se encuentran 51 niños y niñas indígenas, provenientes de Vaupés, Guaviare, Vichada y Meta, tras haber sido diagnosticados durante los últimos meses con problemas de desnutrición por los profesionales de las Unidades Móviles.

Los menores de edad fueron reubicados en hogares sustitutos, tras la apertura de los respectivos procesos de restablecimiento de derechos realizada por los Defensores de Familia, que consideraron vulnerados sus derechos a la salud y la vida.

“El ICBF y las Comisarías de Familia les restablece los derechos a los niños indígenas, pero una vez superan su situación de salud y nutrición, retornan a sus comunidades y son entregados a sus familias. El Instituto les realiza seguimiento durante 6 meses y los incluye en programas de atención a la primera infancia”, señaló Natalia Ospina Franco, Defensora de Familia.

La funcionaria manifestó que en algunos casos las circunstancias en que son hallados los niños son complejas a lo que se suma enfermedades preexistentes lo que hace que las intervenciones sean insuficientes. “Recientemente se registró el caso de un niño de 6 meses a quien le diagnosticaron cardiopatía y malnutrición y tras ser trasladado de Mapiripán a Villavicencio para asistir a controles médicos el bebé falleció”, afirmó.

En las últimas horas, funcionarios del ICBF reportaron a las autoridades de salud y a la Comisaría de Familia de Puerto Gaitán, el caso de un niño de 10 meses perteneciente a la comunidad Morichalito que requiere atención inmediata de salud debido a su condición.

Ante la necesidad de articular acciones para trabajar en favor de la niñez indígena, el director regional del ICBF, Urbano Herrera Sarmiento, presentó el  diagnóstico de la situación de los niños y niñas indígena del Meta y departamentos vecinos durante el  Primer Consejo de Política Social que contó con la participación de las autoridades de la región.