Propósitos comunes

Monseñor Óscar Urbina, presidente de la conferencia Episcopal

A propósito del Día del Periodista, que se celebró el fin de semana pasado, me gustaría hacer unas reflexiones sobre esta noble profesión porque junto con la Iglesia, los comunicadores también somos ayudantes de la construcción de una nueva región.

El Meta y la Orinoquia son esperanza del país, los periodistas tienen una responsabilidad enorme porque se necesita una búsqueda constante de la verdad y solo así se podrá hacer un trabajo de sensibilización, especialmente en cuatro líneas: En primer lugar, todos nosotros estamos viviendo la complejidad de la construcción de la paz, estos años hemos visto que sí podemos ir en paz por los caminos del Meta, es un activo que no podemos dejar perder, y desde la prensa en su sentido general, así como la Iglesia, podemos tener una influencia para no dejar escapar lo que ya se ha logrado en el departamento.

Segundo, la misión para rescatar la transparencia: trabajar unidos en una sola lucha contra la corrupción debe ser una causa que nos una a todos , que apoyemos conjuntamente para incentivar a que las personas denuncien, que se investigue; en esto creo que hay un campo muy interesante para que también se trabaje entre Iglesia y comunicadores.

Tercero, debemos estructurar todo un trabajo para volvernos una red de fraternidad. El llanero tiene la costumbre de darle la mano al que llega como si fuera su hermano, este territorio es maravilloso porque muchos hemos llegado de otras partes y de ahí la importancia de no rechazar al que venga de afuera.

Unidos, a través de la buena información se puede ayudar a potenciar esa hermandad entre las comunidades. Y cuarto, el cuidado de la casa común.

En el Meta empieza el bioma amazónico. Todo lo que podamos hacer para salvar la tierra será importante para que nos volvamos custodios responsables de la casa común, que es la Creación. A pesar de haber una deforestación grande, aún se puede hacer mucho por nuestra región. Todavía tenemos la posibilidad de ayudar a los campesinos e indígenas hacia una nueva dimensión de la ganadería y la agricultura.