Que el CNE vigile dinero de Farc no debe generar alerta: Ministro de Interior

Redacción: El Espectador

En la mañana del miércoles, el Consejo Nacional Electoral recibió una carta de parte del Banco Agrario, entidad en la que el partido Farc había abierto una cuenta destinada a guardar los recursos de su campaña. En ella, el presidente del banco, Luis Enrique Dussan, informaba sobre el retiro de más de 5.500 millones de pesos realizado el pasado viernes, faltando solo dos días para las elecciones legislativas.

Ante esto, el CNE anunció que iba a comenzar una indagación preliminar alrededor de la destinación de dichos recursos para definir si se abre o no una investigación formal. El ministro del Interior, Guillermo Rivera, se pronunció al respecto y manifestó que “eso no debe generar una alerta, el CNE lo hace con todos los partidos, lo que ocurre es que quizás este fue el único que recibió anticipo en virtud de que en la reforma constitucional se estableció que ellos tendrían un porcentaje especial”.

Rivera advirtió que “es importante que los colombianos sepan que fue muy difícil la apertura de la cuenta del partido Farc en el Banco Agrario. La cuenta solamente se pudo abrir unas pocas semanas antes de las elecciones y por la misma razón el giro solamente se pudo hacer efectivo y consignar faltando muy pocos días para estas”.

Y, precisamente, eso fue lo que había declarado horas antes Jairo Estrada, director del comité político de la Farc, en diálogo con La W.“Solo contábamos con seis días hábiles para proceder a su ejecución”, constató al afirmar que los dineros destinados para la campaña comenzaron a ser girados por el banco desde el 1 de marzo.

Por ello, contó Estrada, lo que hizo el partido fue solicitar un crédito para financiar su campaña y luego proceder a retirar el dinero del Banco Agrario para pagar la deuda. Según lo confirmó el magistrado del CNE, Armando Novoa, en entrevista con Blu Radio, esta es una práctica común de partidos y movimientos políticos.

De igual manera, el CNE procederá con la indagación para determinar la razón y el destino del millonario retiro.