‘Quiero contar historias del Llano’

Alessandro Ángulo, director del documental ‘El sendero de la anaconda’, habla de su experiencia de grabar en los llanos y en las selvas de ‘la otra media Colombia’.

Aunque es bogotano, con una mezcla italiana, grabar durante más de dos meses ‘El sendero de la anaconda’ entre los llanos y la selva hizo que se enamorara de esta tierra que él denomina maravillosa y única.

“Lo que llaman ‘La otra mitad de Colombia’no es que haya estado olvidada, sino que los demás colombianos nunca aprendimos a conocerla, lo cual es mucho más grave, ¿por qué? Porque cuando uno la conoce no se tiene ninguna otra opción sino amarla y cuidarla”, dice el director sobre la experiencia de haber estado entre Meta, Vaupés y Amazonas grabando su documental, que ya se estrenó en Villavicencio.

‘El sendero de la anaconda’ narra el reencuentro del escritor Wade Davis y el antropólogo Martín von Hildebrand durante un viaje por el Amazonas colombiano, siguiendo los pasos del gran botánico Richard Evan Schultes. Es un viaje al pasado del Amazonas, a su presente vibrante y, al mismo tiempo, una ventana a un futuro incierto.

A lo largo del gran río Apaporis, estos compañeros se encontrarán con diferentes comunidades indígenas que habitan este corredor ecológico hace más de 500 años. Durante este tiempo, han logrado vivir de manera sostenible protegiendo el bosque que los rodea, al igual que mantener su cultura y creencias a pesar de la presión exterior.

“Tuvimos como base a Villavicencio y a Mitú desde donde salíamos a la selva para desarrollar nuestros planes de grabación. Volar en esos DC-3 es una experiencia maravillosa que solo se tiene en ese inmenso Llano y con los que se llega a sitios donde sería imposible en otros aviones”, afirma Ángulo, quien se declara un fanático de los Llanos Orientales.

Manifiesta que muchas veces ha filmado en regiones como Arauca, Casanare;“quiero seguir filmando en esa región y quiero contar una historia sobre el Llano”. Asegura que la tiene en mente desde hace varios años, pero que en este caso no sería documentada sino anovelada sobre la vida de un vaquero”.

“El Llano tiene muchas historias por contar porque es un territorio desconocido para el resto de Colombia. Además, tiene una particularidad y es que todos los llaneros son inmigrantes y eso lo hace fascinante porque allá han llegado los desplazados de todas las épocas de la violencia. Ese crisol de razas es una maravilla”, asegura el productor colombiano quien adelantó estudios en cine y vídeo en la Universidad de Nueva York.

Respeto

 Ángulo, quien ha recibido premios y menciones en festivales como Cannes, Cartagena, New York, Promax e Inti, entre otros eventos, dice que la mejor experiencia de haber grabado en esta región fue reafirmar el gran respeto por las personas que habitan la Orinoquia, en especial por las comunidades que durante miles de años han salvaguardado las selvas.

“Colombia es mucho más maravillosa de lo que nosotros nos imaginamos, pero el Llano es el futuro de este país; y no lo digo como la región de explotación de recursos naturales, sino que debe ser el mañana de una nueva Colombia más ecológica y sostenible con la naturaleza. El Llano y el Amazonas deben aprovechar para armar y un futuro prístino”, asegura.

Frente al ‘Abrazo de la serpiente’, dice que si bien es cierto ambas fueron grabadas en la selva colombiana y narran el personaje de Richard Evan Schultes y un explorador, aquella es una historia de ficción y ‘El sendero de la anaconda’ es un documental en donde todo lo que se cuenta es real.

El documental colombiano se convirtió en el más visto del año con más de 16.000 espectadores en su primer fin de semana ingresó al top 10 de la taquilla nacional y estará en Villavicencio en las salas de cine del Centro Comercial Viva Villavicencio.

“Invito a los llaneros a que vean una película que los hará sentir orgullosos. Aunque sientan cercana la selva, estoy seguro que no la conocen en todos los detalles y van a ver un mundo más maravilloso del que creen”, puntualizó Alessandro Ángulo

Publicidad