Quitarán vivienda a los ‘avivatos’

También será restituible el subsidio si se comprueba que existió falsedad o imprecisión en los documentos presentados para acreditar los requisitos establecidos.

El Ministerio de Vivienda anunció que continuará revocando los beneficios de subsidios a los aspirantes a casas que hayan falsificado documentos o no ocupen los predios.

Esta semana el Ministerio de Vivivienda ratificó la decisión de quitarles los beneficios de subsidios que se han entregado en Villavicencio y otros municipios del país a personas supuestamente necesitadas de casa, debido a irregularidades presentadas por los postulados o sencillamente porque han destinado los inmuebles a otras cosas diferentes a habitarlas.

El anuncio se da apenas tres semanas después de que Felipe Suescún Torres, Gerente de Villavivienda, advirtiera que con representantes de los organismos de control, reactivó los censos en las casas de la Urbanización Betty Camacho de Rangel, en Villavicencio, para corroborar que sus beneficiarios, a quienes les fueron entregadas las viviendas, las están habitando.

“A diario recibimos denuncias de la comunidad, en el sentido de que en dicho sector residencial son muchas las casas que están desocupadas, deshabitadas y abandonadas algunas por sus propietarios, o en su defecto están arrendadas a terceros o fueron vendidas”, denunció el funcionario.

 

Ahora, Jhonatan Malagón, ministro de Vivienda, respaldó estas actuaciones administrativas e indicó que serán implacables con las personas que no estén aprovechando el beneficio.

“Aquellas personas que no estén aprovechando las viviendas por cualquier razón, porque no vivan allí, lo subarrienden o monten un negocio de forma ilegal, donde no haya un aprovechamiento y cumplimento del reglamento, en esos casos, nosotros como Gobierno, con la misma generosidad con las que se montan los programas de vivienda, con esa misma determinación haremos las reasignaciones”, aseveró el ministro Malagón.

En Villavicencio, además de la urbanización Betty Camacho, la situación se registra en la Ciudadela La Madrid y en la Urbanización San Antonio, donde ya se han realizado censos similares en las viviendas de dichos sectores, para comprobar que sus moradores son los mismos beneficiarios a quienes les fueron adjudicadas desde 2016 a la fecha.

En este momento se adelantan en el país, aproximadamente, 13.000 procesos administrativos sancionatorios a hogares que presuntamente se encuentran incumpliendo las obligaciones, se han revocado 90 y es importante tener en cuenta que no todos los procesos terminan en la pérdida del subsidio, se han archivado más de 3.000.

Las casas pueden ser revocadas si no son habitadas por los directos beneficiarios, o si son alquiladas, vendidas, entregadas a un familiar, usadas para cometer actos ilícitos, si se les cambia la destinación principal o por falta de pago de obligaciones como administración y servicios públicos.

Tejido social

El Ministro de Vivienda explicó que, además, habrá un acompañamiento social para que estos proyectos habitacionales no se conviertan en focos de miseria, al contrario, la misión del Gobierno Nacional es que los beneficiarios dignifiquen su futuro y que los barrios que tienen subsidios se conviertan en los mejores de cada ciudad.

“Apoyaremos este tipo de intervenciones de la mano de psicólogos, sociólogos, trabajadores sociales y aprovecharemos la experiencia de la policía y las alcaldías en trabajo con comunidades”, concluyó el ministro Malagó.

Por su parte Villavivienda reportó que ya ha realizado censos y efectivamente detectó que muchos beneficiarios incumplieron La Ley 1537 del 20 de junio de 2012, razón por la cual les abrieron los procesos jurídicos y en su momento les fueron revocados y restituidos al Estado los subsidios familiares de vivienda, y ahora, a quienes se les compruebe la violación de estas directrices, se les aplicará la misma sanción, aseguró Felipe Suescún Torres.