miércoles, 21 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

Restaurantes: a sobrevivir en medio de la carestía


Restaurantes: a sobrevivir en medio de la carestía 1
RP
Redacción PDM
  • Publicado en Mar 25, 2023
  • Sección Región

COMPARTE

Las estrategias innovadoras como las huertas caseras y los mercados campesinos le hacen frente al incremento en los alimentos, pero no ha sido suficiente para apoyar el gremio restaurantero.

Por Camilo Gallo

Desde hace más de un año, el corrientazo, al igual que los menús ejecutivos y especiales subieron de precio en casi todos los comedores populares de la ciudad. Como la carestía de los alimentos ha seguido, este doloroso fenómeno de inflación también alcanzó a los restaurantes gourmet y bistros, al punto que han tenido que actualizar sus platos para mantener a su clientela satisfecha sin incrementar demasiado sus precios.

La queja de la mayoría es que, aunque el salario mínimo hubiera incrementado (a 1’160.000 pesos), los alimentos están por las nubes siendo cada vez más difícil acceder a algunos productos de la canasta básica familiar y por ende mantener platos sofisticados en sus locales. El reto ha sido: mantener menús gourmet con tarifas más altas o bajar los precios, con comidas menos sofisticadas.

Uno de los que se quejó fue el chef Yul Téllez quien, en entrevista con Blu Radio, admitió que ha tenido que trabajar con otros tipos de carne menos finas, pero que pueden dar igual sabor al paladar. El ‘Cocinero Llanero’ dijo que ha tenido que comprar directamente a los campesinos para abaratar costos de los alimentos, pese a que no ha sido fácil por las limitaciones que tienen en facturación o en el transporte de sus productos.

Gustavo Díaz, dueño de un restaurante en el Centro de Villavicencio, dijo a Periódico del Meta que su menú atravesó un incremento de “entre 1.000 y 2.000 pesos según el plato, sin embargo, mi corrientazo es de los más económicos que se encuentran en esta zona con un precio de 6.000 pesos”, destacó.

Otros dos dueños de restaurantes consultados en el Centro de la capital, dijeron incrementar 1.000pesos el valor de sus platos más vendidos, uno de los cuales se consigue ahora en 9.000 pesos el plato más básico, mientras que otro ya va en 11.000 pesos, siendo evidente que el tamaño de las porciones servidas, equivalente a cada precio.

Pero el panorama se mide distinto cuando los alimentos tienen un valor agregado, como el restaurante de David Granda, en el Parque Infantil de Villavicencio, cuyo menú también fue modificado en sus precios al iniciar este año para seguir ofreciendo una calidad superior.

“Tuvimos que hacerlo porque todo lo que es materia prima subió demasiado: cárnicos, abarrotes, aceites, azúcar, todo está por las nubes. Por el momento los precios se han mantenido, no sé por qué la carne está tan cara si el Meta es productor, pero el tipo de restaurante que tengo debe brindar un menú especial”, comentó Granda.

De la misma forma, Juan Camilo Rujeles en diálogo con Periódico del Meta, explicó que de hace un año para acá ha modificado cinco veces los costos de los platos, con el fin de no afectar la calidad de sus alimentos, ya que su restaurante se clasifica como uno de los mejores de la ciudad.

“Hace una semana hice la última actualización porque el Gobierno ni siquiera ha podido regular los precios. Por ejemplo, hay cosas que ya deberían haber normalizado como las harinas, el azúcar, la carne, el aceite y los lácteos, que se vieron afectados por los insumos que venían del exterior pero que ya se estabilizaron. Yo hoy vendo mucho menos, no todos tiene el mismo poder adquisitivo, pero hay muchos negocios que se han acabado”, anotó Rujeles

De otra parte, Maritza Martínez, productora del municipio de Puerto Gaitán, asegura que una de las razones del incremento en algunos productos de la canasta básica se debe a la escasez, ya que las materias primas con la que se fabrican abonos e insecticidas hasta triplicó su precio por el conflicto en Ucrania.

“Los productores no podemos plantar la misma cantidad para cosechar lo de antes porque el costo de los insumos se duplica y hay menos oferta de productos”, indicó Martínez.

También sostuvo que “el alza en el precio de la gasolina hace que los alimentos que no se producen aquí suban de precio por los fletes. Deberían subsidiar la gasolina de los transportadores de alimentos para que el valor de la comida se estabilice”, propuso la productora.

El secretario de Competitividad del departamento, Fernando Salgado, dijo a Periódico del Meta que la estrategia que ha desarrollado la Gobernación del Meta para hacerle frente a esta carestía de alimentos que vive el país se enfoca en eliminar los intermediarios en algunos escenarios.

“Los mercados campesinos en los diferentes municipios son una oportunidad para encontrar alimentos de calidad a un costo menor, ya que se negocia directamente con el productor. Los intermediarios son quienes finalmente se ganan el mayor porcentaje del incremento en el precio de los alimentos”, destacó Salgado.

Otra alternativa la promueve Cormacarena, que incentiva la producción de huertas caseras, las cuales se han fortalecido y hoy ya están brindando alimentos que apoyan las familias metenses en temporada de inflación.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales