domingo, 16 de junio de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

Rockeros llaneros, una nueva visión de Villavicencio


Rockeros llaneros, una nueva visión de Villavicencio 1
Estos músicos llaneros tienen entre 15 y 21 años.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

En el marco de los 184 años de Villavicencio, Periódico del Meta resalta a aquellos jóvenes  que desde su manera de hacer arte aportan a la construcción de la ciudad. Esta vez, desde la cultura con un toque alternativo.

Por Lina Herrera

Rockeros llaneros, una nueva visión de Villavicencio 2Modas, influencers, inteligencia artificial, y tendencias en redes sociales, todo esto hace parte del mundo que rodea a los jóvenes en pleno siglo XXI. Sin embargo, en la puerta del  Llano un grupo de muchachos entre 15 y 21 años rompe la burbuja y demuestra que rockeando se puede construir ciudad e ir más allá del prototipo de generación actual. 

A pesar de que artistas dedicados a géneros como el rock, rap, y metal llevan décadas posicionándose en la música, logrando acoger a millones de oyentes que llenan auditorios y grandes escenarios, en Villavicencio aún existe extrañeza cuando se conocen músicos dedicados a algo que no sea folclor, géneros urbanos o popular. 

Así lo explica David Santiago Morales, quien con 16 años es guitarrista de la banda No Smoke Zone: “siento que es un poco raro que digan ‘el chino rockero, el que toca guitarra’ porque hoy en día se ve que está más de moda el reggaetón u otros géneros. Entonces ven que uno toca rock o tiene una banda, y lo reciben distinto”.

Aún así, ellos prefieren “soltarse, y seguir la música”, como lo expresó María Rodríguez, de 17 años y vocalista de la misma banda. 

Desde siempre se ha vivido el estigma de que el rock es para marginados, se ha visto raro este tema sobre todo en la ciudad de Villavicencio. Entonces, ser músico de rock aquí es un 50/50, es muy chimba, muy movido el mundo”, resaltó. 

A su corta edad, estos músicos aspiran a romper barreras y ser reconocidos dentro y fuera de la ciudad. También, con el objetivo de que en otros territorios se sepa que Villavicencio es cuna de artistas.

No obstante, ellos coinciden en que a la capital del Meta le falta abrirse más en lo cultural. 

Kevin Gómez, vocalista de la banda Polaroid, percibe que Villavicencio se destaca por la ausencia de muchas cosas, entre estas: la cultura del rock y demás géneros.

No es la más nutrida. Realmente nosotros nos convertimos en pioneros de esta música, por eso es un poco complicado. Sin embargo, siempre hay comunidad, pero no se le da la misma importancia que al folclor”.

Lea también: Tesoros históricos, en encrucijadas urbanas

El joven artista, previo a dedicarse a la música alternativa, estuvo en el campo del folclor llanero, lo que le hizo poder comparar la relevancia que se le da a ambos géneros. 

Fui bailarín de joropo durante ocho años, estuve en Zaperoco. Definitivamente, no se le da la misma importancia a otros géneros”, puntualizó.

Esta situación, aunque puede verse negativa, se convierte en un motivo para querer aportar a la construcción de Villavicencio. De esta manera, en cada ensayo, presentación y composición, buscan darle otro panorama a la ciudad; uno en donde puedan resaltarse nuevas expresiones, y así ampliar el espacio cultural para que este pueda ser visto a nivel nacional.

Es un mundo que se da mucho a los jóvenes, pero las personas de más edad deberían darle la oportunidad. Esto es algo bonito, y es igual de bello a lo que es un joropodromo o un concierto de artistas como Carlos Vives en Malocas”, añadió Gómez.

Entretanto, desde la misma escena alternativa, artistas que llevan mayor trayectoria haciendo rock, intentan impulsar a estas nuevas generaciones. Un ejemplo de esto es la ‘Noche Azul Fest’ del cantautor Camilo Mayorga, un evento en el que estos jóvenes brillaron desde su música.

No solo participó No Smoke Zone, y Polaroid, también estuvieron Juan Camilo Sarmiento y Andrés Sarmiento, dos hermanos que desde niños escogieron el camino del rock gracias a sus padres, quienes les enseñaron la música y los apoyaron en su proceso como artistas. Ambos tocan diversos instrumentos, entre ellos el piano y la guitarra.

El festival también contó con la presencia de Santiago Vargas ‘Jeysan’, y Julián Jaramillo ‘Doble JS’, dos villavicenses dedicados al Rap. Entre sus rimas y composiciones pretenden exponer todas las caras de Villavicencio.

Normalmente la cultura urbana no es tan apoyada, por eso queremos representarla (…) El rap es muy directo en cuestión de letras, siento que es un espacio que hay que valorar y respetar. Allí tenemos la responsabilidad de mostrar lo que vemos, lo que sentimos. Siempre con responsabilidad. Hay que apoyar espacios como el rap, rock, la música alternativa, que muestran caras de la sociedad que no vemos en noticias y medios tradicionales”, enfatizó ‘Jeysan’.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales