S.O.S. de la Corte no ha sido escuchado

La corte Suprema ordena con urgencia revisar los POT para proteger los bosques de la deforestación

Falta de presupuesto han hecho que los alcaldes no puedan cumplir con una sentencia que los obliga a ayudar a detener la tala indiscriminada de bosques en sus territorios.

Para reducir la deforestación a cero en el 2020 en la Amazonía colombiana, donde se perdieron 220.000 hectáreas de bosque el año pasado a causa de la praderización, los cultivos ilícitos, los incendios forestales, la minería y la ganadería extensiva, la Corte Suprema de Justicia emitió una sentencia (STC 4360 de 2018) para proteger el territorio amazónico.


En la misma, ordena a los municipios de la región, incluidos cinco de los más afectados del Meta, actualizar e implementar sus Planes de Ordenamiento Territorial (POT) con un plan de acción que reduzca la pérdida de bosque por medio de estrategias preventivas, correctivas y pedagógicas.


En el Meta, los territorios más afectados son: La Macarena, Mapiripán, Uribe, Vista Hermosa y Puerto Rico. Aunque se dieron cinco meses de plazo para adelantar ese proceso, desde la expedición de la providencia, a la fecha ninguno tiene lista la actualización, revisión y ajustes de sus Planes de Ordenamiento Territorial (POT), con acciones que reduzcan la deforestación, como ordenó la sentencia de la Corte para proteger el territorio amazónico.


Y la deforestación, especialmente en el sur del Meta, está avanzando rápidamente y se come todo a su paso. El panorama es tan preocupante en esta zona, que el año anterior se perdieron 33.000 hectáreas de bosque, lo que representa 90 por ciento de la deforestación departamental y 15 por ciento de la nacional.


En La Macarena, donde está el emblemático Caño Cristales, se registró la pérdida de 3.576 hectáreas el año anterior. En Mapiripán se perdieron 4.837 hectáreas. La superficie deforestada en Uribe alcanzó las 4.764 hectáreas de bosque, mientras que en Vista Hermosa se perdieron 4.263 hectáreas. Y, en Puerto Rico se registró la pérdida de 4.412 hectáreas.


Algunos Alcaldes del sur del Meta, donde se ubican los territorios más afectados con la pérdida de bosque, revelaron a Periódico del Meta que el proceso de actualización e implementación de los POT no se ha podido adelantar por falta de recursos.


Marco Tulio Gordillo, alcalde de Vista Hermosa, explicó que para realizar la formulación, actualización, revisión y ajustes al Plan de Ordenamiento Territorial de su municipio, se necesitan más de 300 millones de pesos, de los cuales han conseguido hasta el momento el 50 % con recursos propios del municipio.


“En estos momento ya apropiamos estos recursos, que nos van a permitir formular el plan, que debe ser socializado en 85 veredas, nueve barrios y 20 centros poblados del municipio. Sin embargo, adelantar este proceso es bastante complejo y costoso, no solo por el tiempo sino por la planificación, esa ha sido la dificultad que casi todos los municipios tenemos”, señaló el mandatario local.


El alcalde agregó que a pesar de las dificultades económicas que se tienen, el proceso para la formulación del POT avanza de forma satisfactoria y se espera que pueda estar listo antes de terminar el año para presentarlo ante el concejo municipal para su aprobación.


“Hemos venido trabajando con Cormacarena en la inclusión de los componentes ambientales ordenados por la Corte, que permitan contener la deforestación en nuestro territorio y mitigar los efectos de la misma. En el mes de julio estaremos generando un documento con todos los componentes que requiere este esquema”, indicó Gordillo.


Ismael Medellín, alcalde de La Macarena, dijo que el municipio lleva más de 12 años trabajando con el POT desactualizado, pero que aún no se ha podido avanzar en su actualización, revisión y ajustes por falta de recursos.


“La Macarena es el tercer municipio más grande del Meta. Se necesitan 1.300 millones para adelantar la revisión y actualización del POT en nuestro territorio, pero hasta el momento contamos solo con $100 millones para iniciar el proceso”, señaló el mandatario local.
Agregó que a pesar de no llevar adelantado el proceso de revisión del POT, a través de USAID y la Gobernación del Meta, se han hecho acercamientos con algunas Universidades que quieren liderar el proceso.


El Alcalde de La Macarena aseguró, además, que a la fecha el municipio registra cero talas: “hemos hecho una buena tarea con Cormacarena y el Ministerio de Ambiente para que se frene la tala de bosque en nuestro territorio. No tenemos la misma amenaza que teníamos el año anterior, con ayuda del Ejército y Fuerza Aérea se ha controlado esta problemática.


Además de la actualización e implementación del POT, los municipios de La Macarena, Mapiripán, Puerto Rico, Uribe y Vista Hermosa deben incluir de forma obligatoria en sus esquemas territoriales, estudios de gestión del riesgo, medidas de adaptación y mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero, así como los Planes de Manejo y Ordenamiento de Cuenca (Pomca), que deben ser prioritarios en la creación de los nuevos modelos de ordenamiento de estos territorios, según lo establecido por Cormacarena.

Publicidad