Saneamiento básico y agua potable para familias del Meta en extrema pobreza

Foto: ilustración. Tomada de El Espectador

Con una inversión de 39.000 millones de pesos, la Empresa de Servicios Públicos del Meta (Edesa), ejecutará un proyecto de conexiones intradomiciliarias en hogares de estratos uno y dos en 22 municipios del Meta.

Las obras, que iniciarán la primera semana de marzo, beneficiarán a unas 7.089 familias de los municipios de San Juan de Arama, Puerto Lleras, Cabuyaro, La Macarena, El Dorado, Cumaral, Puerto Rico, Puerto Concordia, Fuentedeoro, Mapiripán, Guamal, San Carlos de Guaroa, Granada, Vista Hermosa, Mesetas, El Castillo y Lejanías.

De acuerdo con Orlando Guzmán Virgüez, gerente de Edesa, el objetivo del proyecto es garantizar el acceso de agua potable y saneamiento básico a las poblaciones vulnerables que no tienen estos servicios porque no cuentan con los recursos económicos para hacer la conexión interna a las redes de acueducto y sistemas de alcantarillado.

“Vamos atender esos puntos que son fundamentales para poder vivir de manera digna. La adquisición de un aparatos hidrosanitarios como lavaplatos, ducha, inodoro y lavamanos, entre otros mejorarán notablemente ñas condiciones de vida de esta población”, señaló Virgüez.

Agregó  que el proyecto también  le apunta a disminuir riesgos sanitarios y enfermedades, reducir la contaminación de cuerpos de agua, mitigar el deterioro de la calidad agua y el uso digno de las baterías sanitarias.

“Se debe mitigar el deterioro de la calidad de agua porque en algunos casos, identificamos que hay agua en las viviendas, pero el almacenamiento no es higiénico, lo que no permite que el agua potable que llega a esos hogares se conserve”, aseguró el gerente de Edesa.

¿Cómo se escogieron los beneficiarios?

De acuerdo con lo expuesto por el gerente de Edesa, las zonas donde se adelantarán las obras deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Deben estar legalizados.
  • Deben contar con redes de acueducto y alcantarillado.
  • No deben estar en zona de alto riesgo o zona de protección ambiental o de utilidad pública.
  • Deben ser hogares de estratos uno y dos
  •  

Guzmán Virgüez, advirtió, no obstante que el hecho de haber sido encuestado no implica que sea beneficiario del programa, porque la base de datos que maneja el Sistema Nacional de Planeación permitirá la identificación de necesidades en los núcleos familiares que se encuentran en condición de extrema pobreza en esta región. “El formato nos dirá si es beneficiario o no”, precisó.

Por su parte, Juan Manuel Cepeda, director del departamento de Planeación, señaló que este programa tiene como propósito fundamental reducir los índices de pobreza que hay en el Meta.

Recordó, además,  que de acuerdo con los registros que maneja el Departamento Nacional de Planeación, en el Meta, para el año 2017 se registraban  293.986 hogares, de esta cifra, 145.641 están dentro del índice de pobreza extrema multidimensional.

Para el 2018, el Departamento de Prosperidad Social   y el Departamento Nacional de Planeación, focalizaron 16.600 hogares, de los 145.645 que se encuentran en pobreza extrema en el departamento.

Adicional a ello, informó que se tienen caracterizados 7.407 hogares en esa condición.

“En esa caracterización se encontró que 1.557 hogares no tienen acceso agua potable. Mientras que 887 no tienen acceso adecuado al sistema de saneamiento básico,  para un total de 2. 444 hogares que no tienen las condiciones adecuadas para acceder a estos dos servicios”, explicó Cepeda.

Agregó que con el desarrollo de este programa se le apunta a suplir la necesidad de acceso a sistemas de acueducto y saneamiento básico que hay en el departamento. El proyecto beneficiará 7.089 hogares en total.

La información que maneja el Sistema Nacional de Planeación y el Departamento de Prosperidad Social será cruzada para identificar los núcleos familiares que se encuentran en extrema pobreza en el Meta.