Semáforos de Villavicencio, apagados por delincuencia

Según la Secretaría de Movilidad del municipio, más de 800 metros de cable han sido hurtados en los últimos 15 días en seis intersecciones semafóricas de Villavicencio. Esta situación ha dejado fuera de servicio estos puntos de control de tráfico y tienen en jaque la movilidad de la capital metense.

Wilson Suárez, director de Planeación y Prospectiva de la Secretaría de Movilidad municipal, indicó que los puntos semafóricos afectados son los ubicados en la carrera 38 con calle 33B, en el barrio Barzal; en la misma carrera 38 con calle 34, en la vía que va hacia la Iglesia del Templete; en la intersección del colegio Francisco José de Caldas y una cuadra más abajo, al igual que contiguo a la sede del Cuerpo de Bomberos y en el cruce en donde inicia la denominada ‘calle de las ferreterías’, sobre la avenida Alfonso López.

“Este robo de cable, que se produce en horas de la madrugada, está dejando fuera de servicio los semáforos por períodos entre uno y tres días, provocando trancones y una alta probabilidad de accidentes en los puntos afectados”, afirmó el funcionario.

Agregó que la afectación que están sufriendo los semáforos, obliga a la Secretaría de Movilidad municipal a disponer de agentes de tránsito para controlar el tráfico vehicular en esos puntos, descuidando otros sectores de gran congestión en la ciudad, lo que genera un alto costo para la reposición del cable robado y los equipos electrónicos que se pueden quemar.

Suárez confirmó que la dependencia municipal ya instauró la denuncia correspondiente ante la Fiscalía, con el fin de que las autoridades competentes actúen y se erradique este delito.

A su vez, hizo un llamado a la comunidad para que en caso de percatarse de estas acciones delictivas, las reporten de inmediato al cuadrante de Policía del sector afectado y se puedan evitar más casos que sigan afectando la movilidad de los ciudadanos y la infraestructura semafórica.