Sigue lucha contra la PC

Según cifras de Cenipalma, los efectos negativos de la pudrición del cogollo (PC), le han costado al sector palmero en Colombia más de US$2.000 millones.

 

La pudrición del cogollo es una de las enfermedades amenaza a los cultivos de palma de aceite en los Llanos Orientales, lo cual ha generado pérdidas a los palmeros.

El cultivo de palma de aceite es uno de los más desarrollados en Colombia en las últimas décadas,lo cual que convirtió al país en el cuarto productor del mundo y el primero en América con un total  de 540.000 hectáreas sembradas en todo el territorio nacional.

Desde hace varios años, la mayor amenaza que sobresale en este crecimiento es la pudrición del cogollo (PC), la cual es producida por el patógeno Phytophthora palmivora Butl. En las diferentes zonas palmeras de Colombia la enfermedad ha devastado miles de hectáreas y en los Llanos Orientales los cultivos de palma se han visto afectado por ese patógeno.La Phytophthora palmivora, es un microorganismo capaz de degradar los tejidos más internos del cogollo de la palma y que a su vez permite que otros organismos  oportunistas se vinculen a su estado agravando la situación.

La PC ataca a las palmas en cualquier edad de manera agresiva y se dispersa rápidamente. Una sola palma enferma y sin tratamiento puede afectar las palmas vecinas y en poco tiempo toda una plantación,debido a que el desarrollo de Phytophthora palmivora es favorecido por ambientes húmedos (temperaturas entre 27 y 30 grados centígrados), encharcamientos y la mala fertilización. Este patógeno pertenece al reino Straminipila (Cromista) y posiblemente tiene su origen en el trópico americano.

La zona de los Llanos Orientales es la mayor productora de aceite de palma, el 37% de la producción delpaís sale de esta región, esto quiere decir unas 500.000 toneladas de aceite se originan en esta zona. “Para tratar de controlar esta enfermedad, el Centro de Investigación en Palma de Aceite (Cenipalma),hace dos años desarrolló el decálogo del manejo de la PC, el cual consiste en medidas agronómicas y de control y las cuales han ayudado para que la enfermedad no se propague rápidamente, con casos exitosos en diferentes regiones del país”, indicó Hernán Romero, director de investigación de Cenipalma.

 El representante de Cenipalma agregó que otra forma de manejar esta enfermedad es tratar de desarrollar altos antagonistas (controladores biológicos o controles químicos), aunque según el funcionarios en esto no se ha avanzado mucho porque la Phytophthora palmivora, es muy difícil de controlar químicamente y por otros medios, porque cada vez se desarrolla una nueva raza que se hace más resistente.

Otra alternativa para frenar la PC es la siembra de nuevos materiales genéticos para la formación de un híbrido entre la palma africana y la palma americana, nombrado: “interespecífico OxG, el cual tiene una gran resistencia a la enfermedad, pero por su condición genética tiene la desventaja de ser muy estéril y debe ser polinizado de manera manual. Esto significa un nuevo inconveniente para los palmeros, ya que la movilización del polen desde otras zonas puede traer otros patógenos e insectos.

En la región de los Llanos Orientales las plantas afectadas se han logrado recuperar de la enfermedad, mientras que en otras zonas del país no se han visto señales de recuperación porque la enfermedad se propaga muy rápidamente.